Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 6 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Reina Máxima. Amenazaron con secuestra a su hija Amalia.

Estrictas medidas de seguridad para la Princesa heredera del trono de los Países Bajos.

Guillermo y Máxima de Los Países Bajos confirmaron las sospechas que se venían dando desde hace unas semanas en una rueda de prensa, realizada tras la visita de Estado que han llevado a cabo en Suecia.

El matrimonio real explicó que su hija mayor, Amalia, no vive en su residencia de estudiantes en el centro de Ámsterdam debido a una serie de amenazas por parte de la mafia.

«Esto tiene consecuencias importantes en su vida», dijeron.

La princesa heredera, que estudia Política, Psicología, Derecho y Económicas en la Universidad de Ámsterdam, no puede tener una vida estudiantil normal como la de cualquiera de sus compañeros por cuestiones de seguridad.

«No puede salir. Es muy difícil para ella. No hay vida estudiantil para ella como la que tienen otros estudiantes. Estoy muy orgulloso de ella», asegura su padre, que ha destacado la fortaleza de la joven en estos complicados momentos.

Amalia se vio obligada a regresar a su casa por amenazas de secuestro. La policía lanzó una orden a la joven de 18 años para que abandonara Ámsterdam y se refugiara con su familia en el palacio Huis Ten Bosch, para estar bajo el cuidado de los servicios secretos y tomar todo tipo de precauciones ante lo que pudiera pasarle.

Se habló de que los delincuentes que lanzaron la amenaza podrían pertenecer a la Mocro Maffia, que de acuerdo con ‘Daily Mail’, «es una división de la mafia marroquí que ha encontrado un lugar en los Países Bajos» y «se cree que controla aproximadamente un tercio de todo el tráfico de cocaína en Europa».

Una delicada situación que ha llevado a un notable aumento de la seguridad que rodea a Amalia y, en paralelo, una disminución de sus actividades, tanto públicas como privadas.