Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Reino Unido. En octubre aumentan las facturas de gas y electricidad. Movilización para no pagar.

Siguen vigentes planes para ayudar a los hogares más vulnerables para paliar el aumento de los precios.

La organización No Pagues Reino Unido lanzó una campaña de desobediencia civil.

Insta a la población a no pagar las facturas de electricidad y gas ante el constante incremento del monto, que se podría triplicar en octubre.

El grupo explicó que quiere «traerlas a la mesa de diálogo y obligarles a poner fin a esta crisis», según se explica en su página web.

El gobierno, por su parte, condenó la iniciativa y la calificó de «muy irresponsable».

«Solo causará un incremento de los precios y afectará a la valoración crediticia personal. Ningún gobierno puede controlar el precio global del gas», anticipó.

De acuerdo con el portavoz del Gobierno, que The Guardian no identificó, se están «prestando ayudas por 37.000 millones de libras para los hogares».

Además, se incluyen «las 400 libras de descuento en las facturas de energía y las 1.200 libras de ayuda directa a los hogares más vulnerables para paliar el aumento de los precios».

El 1 de octubre está previsto que se eleve el tope máximo del costo de la energía en Inglaterra, Escocia y Gales, lo que provocará aumentos de las facturas para millones de usuarios.

La suma de las facturas habituales de gas y electricidad podría alcanzar las 3.358 libras (un poco más de 4.000 dólares) interanuales en octubre, según la consultoría Cornwall Insight.

Esto es casi el triple de las 1.400 libras (casi 1.700 dólares) de octubre de 2021.

No Pagues Reino Unido comenzó a funcionar en junio pasado y asegura que tiene más de 75.000 adhesiones a su campaña de insumisión al pago de las facturas que pondrá en marcha si el Gobierno no toma medidas «drásticas».

Según el grupo, cuenta con más de 21.000 activistas «de toda procedencia» que se organizan en sus comunidades en ciudades como Bristol, Brighton, Mánchester o Londres para coordinar el reparto de panfletos y concientizar a la gente.