Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 25 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Retrógrado: Un cura en Mendoza se opuso a una charla sobre diversidad sexual.

Un grupo de católicos presionó al Municipio de General Alvear para que suspendiera una charla sobre la diversidad sexual que estaba a cargo de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación.

Las presiones fueron incitadas por el sacerdote Fabricio Ariel Porta a través de su perfil de Facebook, donde publicó: «La municipalidad de nuestro departamento abre las puertas y adhiere a las políticas de la ideología de género. Y aunque los funcionarios municipales digan no adherir a esto, permiten este tipo de acciones tendientes a minar la moral y las buenas costumbres de nuestro pueblo. Como cristianos debemos hacernos presentes para decir no a este tipo de ‘políticas’. Aquí no juegan los ‘respetos humanos’, aquí juega nuestro compromiso por el bien y la verdad. Dios nos pedirá cuentas». 

Desde la Comuna a cargo del intendente de Cambiemos, Walter Marcolini, explicaron que la charla fue «postergada para informar a diferentes sectores sobre las temáticas a tratar». Sin embargo, trascendió que algunos funcionarios católicos del gabinete municipal habrían frenado la capacitación.

El secretario de Gobierno de General Alvear, José Vilches, comunicó: «Recibimos el planteo de algunos vecinos y diferentes iglesias porque les generaba desconfianza los temas que se iban a tratar. Por eso decidimos trabajar primero con la comunidad».

Enojada por lo sucedido, la directora de Derechos Humanos de Mendoza, Luz Faingold, escribió en su cuenta de Twitter: «Intolerantes que dicen ser religiosos impidieron una capacitación sobre diversidad sexual en el sur provincial».

Además, el concejal del PRO, Sebastián Martínez Barón, expresó: «Me parece un papelón. Me dio muchísima vergüenza que se haya organizado una charla sobre derechos humanos, género y diversidad sexual y que exista un grupo que se le ocurre boicotearla; eso es una falta de respeto».

Por su parte, el sacerdote Porta volvió a escribir en Facebook luego de la cancelación para agradecerle «a Dios y a los responsables del gobierno que tomaron esta sabia determinación».