Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 27 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Rey Felipe de España. Con la reina Letizia y sus hijas visitaron a donde se albergan familias de refugiados ucranianos.

«He traído a mis hijas porque quiero que sean conscientes de la situación».

El Centro de Recursos para la Atención a la Diversidad Cultural en Educación (Creade) en Pozuelo de Alarcón en Madrid fue visitado por los Reyes y sus hijas.

En estas oficinas, con sede en Madrid, Barcelona, Alicante y Málaga, se coordina la atención a los 110.000 refugiados ucranianos que ya han llegado a España.

Muchos pasan a hacer un trámite, pero otros necesitan quedarse varios días en este centro, que cuenta con hotel y zona de alimentación gracias a World Central Kitchen, la fundación del chef José Andrés.

Dentro del centro, los niños juegan en un patio, donde llegaron los Reyes acompañados por la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía.

«He traído a mis hijas porque quiero que sean conscientes de la situación», dijo el Rey a Svitkana Korniienko, una mujer que llegó a España con dos de sus hijos el pasado 3 de marzo y que desde hace unas semanas trabaja como intérprete del Gobierno de España.

No estaba previsto que ella compartiera mesa con el Monarca y su familia, sin embargo, en el momento final de la visita pidieron que hiciera esa labor de traducción.

Fue cuando los Reyes se sentaron en las mesas que rodean al food truck de World Central Kitchen.

Allí los refugiados pueden retirar a comida a cualquier hora del día y la Familia Real compartió más de 20 minutos con dos familias que se encontraban en ese momento en las mesas.

Los Reyes no quisieron convertir esta aparición en algo institucional, sino conocer la realidad del centro.

Don Felipe y Doña Letizia junto a sus hijas se interesaron por todos los trámites que hacen los refugiados.

Visitaron la sala de gerencia, donde organizan a los voluntarios; después pasaron por las oficinas en las que la Policía Nacional ficha a los recién llegados y por las de filiación, donde les asignan un número de la seguridad social y les abren una hoja de vida laboral.

Don Felipe sabía el número de refugiados que habían llegado. Fueron el Rey y su esposa, Doña Letizia, quienes hicieron preguntas durante la presentación, mientras sus hijas permanecían atentas y calladas.