Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 27 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Rey Felipe de España. Fue el único Jefe de Estado que permaneció sentado al ingresó de la espada de Simón Bolívar.

Fue durante la jura del nuevo Presidente de Colombia.

El rey Felipe de España se quedó sentado y en silencio ante el ingreso de la legendaria “Espada de Bolívar” al escenario durante la toma de posesión del presidente colombiano, Gustavo Petro.

Los mandatarios extranjeros invitados al evento se pararon en señal de respeto y aplaudieron mientras el monarca seguía la escena en su asiento sin mostrar gesto alguno.

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, líder del izquierdista Podemos, socio minoritario del gobierno español, dijo que el rey debería pedir disculpas al pueblo colombiano.

“La toma de posesión de @petrogustavo y @FranciaMarquesM inaugura el primer gobierno colombiano al servicio de su pueblo. Nuestro papel era mostrar todo el respeto y apoyo al proceso democrático recorrido. Es inexplicable lo ocurrido y merece una disculpa”, escribió la funcionaria en su cuenta de Twitter.

La Espada de Bolívar tiene un gran valor histórico para la región. Y para Petro tiene una carga simbólica muy fuerte.

La pieza fue robada en 1974 por la guerrilla del M-19, a la que perteneció el flamante presidente, y devuelta recién en 1991 después de un acuerdo que llevó a la desmovilización de ese grupo armado.

Desde entonces permanece en una urna de vidrio en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Petro le había pedido al presidente saliente que la espada estuviera en el escenario del Congreso donde se llevó a cabo la jura, pero el ahora exmandatario le negó la solicitud por razones de seguridad.

En su primer acto de gobierno tras jurar el cargo, Petro ordenó que trajeran la legendaria espada que perteneció al Libertador Simón Bolívar.

En medio de los aplausos generalizados, todos los invitados extranjeros al acto -con excepción del rey de España- se pusieron de pie y acompañaron el homenaje.

Ante esta situación, Podemos consideró de “extrema gravedad” que el rey Felipe VI fuera “el único jefe de Estado que ha permanecido sentado ante la espada de Bolívar”.

Anunció que realizará una consulta formal al ministro de Relaciones Exteriores, José Manuel Albares, para saber si el gesto fue “refrendado” por el Gobierno.

Desde el independentismo catalán también cargaron contra el rey. El diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Jordi Salvador, afirmó: “Es un impresentable digno heredero de muchos impresentables. Un hombre que ha renunciado a ser persona por ser un digno sucesor de una monarquía golpista, corrupta y profascista”.

El profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense, Juan Carlos Monedero, gran amigo de Petro, escribió en su cuenta de Twitter: “Los generales valientes, aún cuando son derrotados, rinden homenaje a los que les han vencido en buena lid. Que el Rey Felipe VI se quede sentado cuando todo el pueblo decente de Colombia vibra de pie cuando llega la espada de Bolívar es triste. Respeto”.