Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Rusia. Acusa a una agente de inteligencia ucraniana del asesinato de la hija de pensador ruso.

Ucrania sigue negando algo que ver con el ataque

Autoridades rusas dijeron que una agente de inteligencia ucraniana fue la autora del ataque con una bomba contra un auto en movimiento en el que murió Daria Duguina, la hija de 29 años del filósofo Alexander Duguin cuando conducía por una autopista cerca de Moscú.

El Gobierno ucraniano volvió a negar haber estado detrás del ataque, que hizo volar por el aire el auto en el que iba Duguina y le provocó la muerte en el lugar.

Allegados a los Duguin y medios rusos han asumido que el blanco del ataque era el propio Duguin, un teórico y escritor de 60 años al que los medios occidentales suelen describir como el «cerebro» o uno de los mentores ideológicos de Putin.

Personalidades de los medios estatales rusos pidieron a Rusia lanzar bombardeos contra los centros de toma de decisiones en Kiev, la capital de Ucrania, en respuesta al atentado contra Duguina.

«Un crimen despreciable, cruel, puso fin prematuro a la vida de Daria Duguina, una persona brillante y talentosa dotada de un corazón verdaderamente ruso», declaró Putin en un mensaje de condolencias a los allegados de la joven y publicado por el Kremlin.

Duguin, en sus primeras declaraciones públicas desde el atentado, describió a su hija como una «estrella en ascenso» que fue «asesinada a traición por enemigos de Rusia».

El Servicio de Seguridad Federal (FSB) de Rusia, el organismo de inteligencia del país, afirmó más temprano que el asesinato de Duguina fue «preparado y perpetrado por los servicios especiales de Ucrania».

En un comunicado, el FSB dijo que una ciudadana ucraniana, Natalya Vovk, cometió el crimen y luego huyó a Estonia.

En Estonia, la Fiscalía General dijo en un comunicado que no había recibido «ningún requerimiento o preguntas de las autoridades rusas sobre este tema».

El FSB dijo que Vovk entró en Rusia el 23 de julio con su hija de 12 años y alquiló un departamento en el edificio donde vivía Duguina para poder hacerle un seguimiento.

Vovk y su hija estuvieron en un festival nacionalista al que asistieron Duguin y su hija horas antes de que ésta fuera asesinada.