Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de octubre, 2020
Info

Siguen los combates. Fuerzas militares de Armenia y Turquía continúan enfrentándose.

El Presidente turco exigió que termine la ocupación de Nagorno Karaba.

E l presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, exigió el final de la «ocupación» armenia de Nagorno Karabaj para detener los sangrientos combates entre separatistas apoyados por Armenia y las fuerzas azerbaiyanas.

«Llegó la hora de que esta crisis que comenzó con la ocupación de Nagorno Karabaj llegue a su fin. Cuando Armenia haya abandonado el territorio que ocupa, la región reencontrará la paz y la armonía», declaró en un discurso Erdogan, cuyo país es el principal apoyo de Azerbaiyán en el conflicto.

«Cualquier otra demanda o propuesta no solo sería injusta e ilegal, sino que significaría seguir consintiendo a Armenia», agregó.

Turquía considera que Armenia «ocupa» Nagorno Karabaj a través de separatistas hostiles a Azerbaiyán que autoproclamaron una república en 1993 luego de la caída de la Unión Soviética.

Al menos 68 personas murieron en combates entre separatistas de Nagorno Karabaj, apoyados por Armenia, y tropas de Azerbaiyán, en medio del temor de que estalle una guerra abierta entre ambos países.

Los combates son los más graves desde 2016, y causaron inquietud internacional y llevaron a la ONU, a Rusia, Francia y Estados Unidos a pedir un alto el fuego inmediato.

El ministerio de Defensa de Nagorno Karabak, provincia secesionista de Azerbaiyán habitada en su mayoría por armenios, reconoció la muerte de 59 militares desde el inicio de las hostilidades.

Azerbaiyán informó de 7 civiles muertos, entre ellos una familia azerbaiyana de seis personas, y Nagorno Karabaj de 2 civiles muertos, informó la agencia de noticias AFP.

Por el momento, Azerbaiyán no dio cuenta de eventuales bajas militares.

El balance podría ser más grave ya que los 2 campos afirman haber infligido centenas de pérdidas al adversario, difundiendo en particular imágenes de blindados destruidos.

Azerbaiyán afirma haber matado a 550 soldados enemigos y Armenia dice haber eliminado más de 200.