Santo en la Web y en la Red

17 de junio, 2024

Silvia González Ayala. Enfermedades estreptocócicas.

Estreptococo beta hemolítico del grupo A o Streptococcus pyogenes es una bacteria que causa un amplio espectro de enfermedades, algunas graves y con potencial evolución desfavorable. Es sensible a los antibióticos con los que, ante la consulta oportuna y el diagnóstico temprano, se logra la curación de la enfermedad.

Esta bacteria se encuentra exclusivamente en los seres humanos. Tiene numerosos componentes que dañan distintos tejidos del organismo. Uno de ellos es la exotoxina A pirogénica, un superantígeno con tres tipos (SpecA, SprecB y SpeC); y, otra es la proteína M con más de 220 sero/genotipos.

Se localiza en la nariz, la garganta y la piel de las personas.

Todos somos susceptibles, es decir, podemos contraer una infección estreptocócica.

Las enfermedades que produce tienen mayor frecuencia desde fin del invierno y en primavera.

Es el agente causal de una enfermedad eruptiva común de la infancia, la escarlatina.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes son de la vía respiratoria, angina (faringoamigdalitis), otitis media, sinusitis; en piel, impétigo, celulitis y erisipela; sistema linfático, compromiso ganglionar (adenitis).

La enfermedad invasiva o grave estreptocócica es conocida desde el siglo XIX. Las formas de presentación son: fiebre puerperal, miositis/fascitis necrotizante, sepsis o septicemia, meningoencefalitis, neumonía, endocarditis.

En el último lustro, el mayor número de casos de enfermedad invasiva se notificó en los años 2018 y 2019, con 77 y 78 casos respectivamente.

A partir de la última semana de setiembre 2022 se observó un aumento y en el año 2022 fueron informados 54 casos en total (CABA [9], provincia de Buenos Aires [6], Tierra del Fuego [4], Chaco [5], Córdoba [3], Santa Fe [19], Salta [2] y Mendoza [2], Chubut [1], Córdoba [1], Río Negro [1] y San Luis [1]) y 8 muertes. La autoridad sanitaria nacional emitió, en diciembre del año 2022, la primera alerta por el aumento del número de casos de enfermedad grave que se registraba en algunos países de Europa (Reino Unido, Francia, Países Bajos, Irlanda), Uruguay y en nuestro país.

Desde abril del año 2023 se ha registrado un aumento de algunas enfermedades estreptocócicas como angina y escarlatina, incluso con brotes o epidemias focalizadas al núcleo familiar o en salas de Jardín/en aulas de los primeros grados de la escuela primaria.

La enfermedad invasiva también continuó en aumento. La segunda alerta, 06 noviembre 2023, informa que hasta esa fecha se han notificado 478 casos con 78 fallecidos.

El aumento de los casos está relacionado con la circulación de S. pyogenes del clonemergente (nuevo) M1UKy de un sublinaje de M1 que ha adquirido un elemento genético móvil que codifica para la toxina superantigénica SpeC, distinto a las cepas emergentes M1UK (Reino Unido) y M1DK (Dinamarca).

Se destacan la importancia de la consulta oportuna ante la alteración del estado de salud, no automedicarse, la higiene corporal, la higiene de manos, no compartir utensilios y ventilar adecuadamente los ambientes.

INVITADA
Silvia E. González Ayala
Infectóloga Pediatra, Presidente Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica

Seguir leyendo