Santo en la Web y en la Red

27 de febrero, 2024

Sofía reina emérita de España. Sorprende al acudir al funeral de Víctor Manuel de Saboya, enemigo de Juan Carlos.

Hijo del último rey de Italia

La familia de Víctor Manuel de Saboya, hijo del último rey de Italia y hasta su muerte pretendiente al trono terminó el funeral una semana después de su fallecimiento. Sorprendió la presencia de la reina emérita Sofia.

El sepelio tuvo lugar en Turín, en la basílica de Superga, un templo que Víctor Amadeo II de Saboya mandó edificar en el siglo XVIII en honor a la Virgen de Gracia y en el que descansan otros miembros de la familia.

La fuerte y polémica personalidad del príncipe le causó en vida numerosos enfrentamientos con familiares y con miembros de la realeza como Juan Carlos de España, con quien mantuvo una estrecha amistad en el pasado.

Ambas familias, los Borbón y los Saboya, vivieron juntos su exilio en Portugal y esto hizo que entre ellos se crearan unos lazos que, con el tiempo, fueron rompiéndose.

En 2004 tuvo lugar un episodio en el recinto del palacio de la Zarzuela, donde los Reyes eméritos auspiciaron para sus primos reales europeos un encuentro familiar tras la boda de los Príncipes de Asturias, Felipe y Letizia.

Víctor Manuel inició una pelea a puñetazos con su primo, el ahora fallecido duque Amadeo de Aosta (primo hermano de doña Sofía), su contrincante por el trono italiano. Dicen que don Juan Carlos no se lo perdonó y que pronunció un contundente “nunca más” con el que dejó clara su voluntad de distanciarse de Víctor Manuel.

Hace apenas un año Víctor Manuel habló en la docuserie titulada ‘Il Principe’, producida por Beatrice Borromeo, abordando el espinoso tema de cómo Juan Carlos disparó a su hermano, Alfonsito. “Era muy poco educado con mi mujer y conmigo cuando teníamos desencuentros”, aseguró. También afirmó: “Tengo muchas cosas que contar, pero no puedo. Cosas sobre Juan Carlos”.

Todos estos son motivos suficientes para que no se esperara la presencia del emérito en el sepelio y precisamente por todo ello ha llamado la atención que sí haya acudido al funeral la reina Sofía, quien, de riguroso luto, ha saludado a los fotógrafos a la entrada del templo.



Seguir leyendo