Santo en la Web y en la Red

16 de julio, 2024

Tailandia. El hijo del actor Rodolfo Sancho asesinó a un hombre. Lo descuartizó en 15 partes.

El criminal y la víctima tenían una relación amorosa.

Daniel Sancho, hijo del actor español Rodolfo Sancho, quien confesó haber asesinado y descuartizado a Edwin Arrieta Arteaga, un cirujano colombiano con quien había viajado a una isla de Tailandia, enfrenta distintas posibles penas en el juicio en su conta.

Su padre viajó a Tailandia desde Madrid. Sus allegados dicen que su hijo podría haber declarado bajo presión.

El código penal tailandés contempla como máximo la pena capital, es decir la pena de muerte, para el delito de asesinato.

Aunque ésta puede ser conmutada por la prisión perpetua. Además, por haberse declarado culpable, el hombre de 29 años podría reducir la pena.

Tras la confesión del crimen, el juez del tribunal provincial de la isla tailandesa decretó la prisión preventiva para Sancho, quien quedó detenido en la cárcel de Koh Samui a la espera del juicio por los cargos de asesinato con premeditación y por haber ocultado pruebas de un delito.

Una vez que reciba una condena, siempre y cuando no sea la pena capital, Sancho podría solicitar su traslado a una prisión española tras cumplir al menos cuatro años de su condena, aunque el pedido podría ser rechazado por España o por Tailandia.

Sancho había conocido a la víctima hace un tiempo a través de Instagram. Los dos hombres, quienes mantendrían una relación amorosa, habían acordado encontrarse en la isla de Tailandia

Sancho se registró en un hotel donde había hecho una reserva a nombre de Arrieta.

El mismo Sancho reportó en la comisaría la desaparición de Arrieta, a menos de 24 horas de su supuesto último encuentro en un bar que se encontraba cerca de otro hotel donde el español también tenía una habitación reservada.


El español tenía marcas en la piel cuando fue a denunciar la desaparición de Arrieta, por lo que cuando entre jueves y viernes se encontraron en la isla restos humanos, pasó a ser interrogado como sospechoso.

Confesó ser el autor del crimen y haber ocultado las pistas y dijo que era “rehén” de la víctima.

“Soy culpable, pero yo era el rehén de Edwin. Me tenía como rehén. Era una jaula de cristal, pero era una jaula”, declaró.

La policía encontró 7 de las 15 partes en las que Sancho confesó haber desmembrado el cuerpo de la víctima.

Sancho compró cuchillos y bolsas de basura negras y verdes en una tienda de la isla.

Sancho es hijo de los artistas Rodolfo Sancho y Silvia Bronchalo, y nieto del también actor español Félix Ángel Sancho Gracia.

Seguir leyendo