Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 7 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Economía

Tarifa de luz y gas. La quita de subsidios se aplicará en noviembre para los hogares que no pidieron asistencia del Estado.

La secretaría de Energía dispuso que las personas que no se registraron se los considerará como «hogares de altos ingresos».

Las distribuidoras de gas y de energía de todo el país deberán facturar a todos sus clientes como venían haciendo hasta ahora, sin quita de subsidio, según informó la Secretaría de Energía.

El inicio de la quita gradual de subsidios estaba previsto para comienzos de septiembre. Sin embargo, recién sobre los consumos realizados desde el 1° de octubre, que se facturan en noviembre, se aplicarán los nuevos precios y los topes de consumo a precio subsidiado.

La secretaría que está cargo de Flavia Royón tomó esta decisión luego de los reclamos de las empresas distribuidoras, que pidieron más tiempo dada la demora de Nación en enviar los padrones con los usuarios inscriptos para conservar el subsidio.

Por otro lado, hasta el momento no se había establecido qué sucedería con aquellos usuarios que decidieron no anotarse en el RASE (Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía) y no se podía determinar a qué segmento de ingreso pertenecían.

La resolución 661/2022 publicada en el Boletín Oficial especifica que quien no pida la asistencia estatal sea considerado dentro del nivel de mayores ingresos y se les facturará como «hogares de altos ingresos». En la misma se aclara que será a partir de noviembre.

«Aquellos servicios que no hayan sido identificados como pertenecientes a beneficiarios y beneficiarias de Nivel 2 o Nivel 3 en el padrón informado al ENARGAS, ambos organismos descentralizados actuantes en la órbita de esta Secretaría, a los entes reguladores, a las autoridades provinciales y/o a las empresas prestadoras de los servicios públicos de distribución de energía eléctrica y gas natural por red, deben recibir el tratamiento correspondiente a usuarios y usuarias residenciales de mayores ingresos (Nivel 1)”, establece la normativa.

El Gobierno estima que para la electricidad, unos 5,9 millones de hogares perderán el beneficio, sobre un total de 14,9 millones. En el caso del gas, de un total de 9,7 millones de hogares unos 4,1 millones dejarán de percibir la tarifa subsidiada

SEGUIR LEYENDO.