Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Tayikistán y Kirguistán. Se acusan mutuamente de no respetar tregua y realizar combates.

Causaron 24 muertos

Tayikistán y Kirguistán se acusaron mutuamente de haber violado el alto el fuego establecido en la frontera y anunciado previamente por sus presidentes.

Los enfrentamientos causaron la muerte de al menos 24 personas, decenas de heridos y que provocaron una evacuación masiva.

El Ministerio de Salud de Kirguistán dijo que la violencia de las últimas horas dejó al menos 24 muertos en su lado de la frontera, en la región de Batken, situada en el suroeste del país y fronteriza con Tayikistán.

El Ministerio de Emergencias kirguís dijo que 136.000 personas fueron evacuadas del área de los combates.

El presidente kirguiso, Sadyr Japarov, y el tayiko, Emomali Rakhmon, se habían reunido al margen de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) en la que participaban en Uzbekistán y «acordaron dar por instrucción a las instituciones involucradas cesar el fuego y retirar las fuerzas y los equipamientos de la línea de contacto».

El alto el fuego entró en vigor pero las guardias fronterizas de ambos países se acusaron mutuamente de violarlo poco después.

«Pese a la reunión entre dirigentes y el anuncio del alto el fuego, la parte kirguisa empezó a disparar hacia tres aldeas de Tayikistán», denunciaron los guardias fronterizos tayikos.

«Violando los acuerdos alcanzados, la parte tayika abrió fuego de nuevo contra posiciones de los guardias fronterizos», denunciaron los kirguisos.

Estas 2 antiguas repúblicas soviéticas tienen una relación tensa por cuestiones territoriales que abarcan casi la mitad de los 970 kilómetros de frontera común y por el acceso al agua.

En 2021 se registró un número sin precedentes de enfrentamientos entre ambos países, que dejaron más de 50 muertos y suscitaron el temor de que el conflicto pudiera extenderse.