Santo en la Web y en la Red

21 de mayo, 2024

Vacuna contra el COVID. Astrazeneca admitió frente a la justicia del Reino Unido que puede causar efectos secundarios “poco comunes”.

El laboratorio había reconocido la posibilidad de ciertas patologías, como trombosis.

El laboratorio AstraZeneca admitió ante el Tribunal Superior de Reino Unido que su vacuna contra la Covid-19 podría tener “un efecto secundario poco común“, en medio de una demanda colectivo que se inició contra la farmaceútica en este país, a raíz de efectos adversos que se produjeron en un número de casos limitados durante la pandemia.

Así lo informaron los abogados que representan a un grupo de personas que habrían sufrido el síndrome de trombosis con trombocitopenia (TTS) tras recibir la vacuna.

Pese a que la compañía ya había dicho en 2021 que existía la “posibilidad de ese efecto adverso en casos muy raros“, en la actualidad no reconoce las afirmaciones de que ha habido un giro en los documentos judiciales.

Este reconocimiento de AstraZeneca podría abrir paso a un acuerdo para compensar a los damnificados de hasta 100 millones de libras esterlinas, es decir unos 125 millones de dólares, según informó el medio inglés The Telegraph.

La Justicia británica informó que recibió la presentación de 51 casos de personas que expresaron haber experimentado los síntomas, ellos o sus familiares. Según el mencionado medio, la farmaceútica admitió la presencia de “casos poco comunes” después de la demanda de Jamie Scott, un hombre de 47 años que sufrió una lesión cerebral irreversible luego de recibir la vacuna en 2021.

Seguir leyendo