Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 19 de septiembre, 2020
Info

VENCÍ AL VIRUS. Emoción en el Hospital Sanguinetti de Pilar.

Luisa ya está en su casa. MUCHAS GRACIAS.

Una mujer infectada por el coronavirus, que estaba internada en el Hospital Municipal de Pilar, Doctor Juan C. Sanguinetti, logró vencer la enfermedad y brindó un mensaje para agradecer a los profesionales de la salud.

A su vez, los médicos celebraron a través de un video la recuperación de la paciente, de nombre Luisa Salvador, primera en ese centro de salud del partido bonaerense.

En su mensaje, la mujer pidió a aquellas personas que señalan y discriminan a los profesionales que atienden a personas contagiadas de Covid-19 que recapaciten y no «ensucien» su «importante labor».

«Soy una que está internada en el Sanguinetti. Solo apelo a sus conciencias y sano juicio. Leí en algún mensaje que decía, «entonces en el hospital están todos infectados». «Ya hay muchos temores y mundial. Yo fui una de esas personas que opinaba sin fundamento. Hasta que me tocó vivirlos en carne propia. No hagan daños con palabras sin fundamentos. Hablen con propiedad. Porque lo único que ganan es quedarse mal, y juzgar sin saber la verdad. Me atrevo a contestar porque yo fui y sigo atendida por estos EXCELENTES profesionales de la salud de este hospital, porque estoy ya esperando mi alta médica, me han sostenido, me han cuidado como los dioses. Se han preocupado en TODOS, hasta en mi familia que estaba en mi casa. Estamos en tiempo en el que Dios está tratando con la humanidad. Rueguen que no tengan que tratar con nadie de ustedes y tengan la prueba de ser tratados por éstas mismas personas que ustedes se encargan de ensuciar sin conocer de adentro la labor tan importante que ellos hacen por dalvar tu vida. Que Dios cambie esta mentalidad enferma de los que piensan lo contrario. Que Dios los ilumine y déjense guiar por Dios para que no sigan poniendo pesos en sus cabezas y corazones. Dios los super bendiga».