Santo en la Web y en la Red

24 de junio, 2024

Benjamin Netanyahu. Prometió investigar el ataque a un campo de desplazados en Rafah. “Fue un trágico accidente”.

Dijo que su gobierno está “investigando”

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que el mortal bombardeo que golpeó un campamento de desplazados en Rafah, en el sur de Gaza, fue un “trágico accidente”.

Dijo que su gobierno está “investigando” el hecho en el que murieron al menos 45 personas.

“Estamos investigando el caso, esa es nuestra política. Para nosotros, cada daño a civiles no involucrados es una tragedia”, indicó Netanyahu en una audiencia en la Knéset (Parlamento israelí) con familias de rehenes sobre la guerra en la Franja de Gaza.

El emisario de ONU para Oriente Medio, Tor Wennesland, pidió a Israel una investigación “exhaustiva y transparente” sobre el ataque.

“Hago un llamado a las autoridades israelíes para que lleven a cabo una investigación exhaustiva y transparente sobre este incidente, pidan cuentas a los responsables de cualquier delito y tomen medidas inmediatas para proteger a los civiles”, declaró el representante de la ONU en un comunicado.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, calificó de “horrendo” el bombardeo israelí. “Es horrendo ver a civiles palestinos inocentes muertos en el reciente ataque. No existe una zona segura para los desplazados internos en Rafah”, lamentó Michel en la red social X.

Ante el Parlamento, Netanyahu dijo que en Rafah las fuerzas israelíes evacuaron “a un millón de residentes que no están implicados (en los combates con Hamas) y, a pesar de nuestros esfuerzos, ayer (por el domingo) se produjo un trágico accidente”.

“A pesar de nuestros máximos esfuerzos para no lastimar a civiles inocentes,  hubo un trágico error. Estamos investigando el incidente y llegaremos a una conclusión porque es nuestra norma”.

Seguir leyendo