Santo en la Web y en la Red

24 de junio, 2024

Carlos III. No está confirmado que vaya al casamiento de su ahijado. Enojos de Camila del pasado.

Es por lo que ocurrió en la boda del actual novio porque aún no estaba casada con el rey.

El casamiento del duque de Westminster, Hugh Grosvenor, con Olivia Henson en junio es el evento del año en Gran Bretaña. Pero a tan solo tres semanas los reyes Carlos y Camila no han confirmado su asistencia.

La relación de la familia del duque de Westminster con la Corona británica es estrecha.

Grosvenor es primo lejano y ahijado de Carlos III, su madre es la madrina del príncipe William y Diana de Gales de sus hermanas.

“Sus majestades no han olvidado lo que ocurrió en la boda de la hermana de Hugh”, ha comentado al medio británico ‘Daily Mail’ . Aquella celebración fue un punto de inflexión en la relación de los actuales Reyes.

Era 2004, Carlos y Camila todavía no se habían casado y chocaron con la firmeza de la reina Isabel en temas de protocolo. Se le comunicó a la pareja que no podrían acudir juntos al enlace ni sentarse en el mismo banco de la catedral de Chester durante la misa.

Camila debía quedarse relegada varias filas atrás de la familia real. “Sería inapropiado que la señora Parker Bowles se sentara junto al príncipe Carlos, ya que no tiene rango oficial”, explicó en aquel momento un aristócrata.

El enojo de Camila se agravó cuando discutió con la madre de la novia por el comportamiento de sus hijos en esa ocasión.

A pocos días de la boda, el matrimonio declinó la invitación de la hermana del duque, Tamara Grosvenor, y Edward van Cutsem, ahijado de Carlos, mientras Isabel II y su marido, el príncipe Felipe, acudieron junto a sus nietos William y Harry.

El motivo que dieron fue que tenían agendada una visita al cuartel de Warminster para reunirse con las familias de los soldados que sirven en Irak.

La cronista real Sarah Bradford apuntaron que este hecho molestó tanto a Camila que le dio un ultimátum a su marido. El caso es que tres meses después se anunciaba su compromiso.

Los que sí es oficial que no van a estar presentes son los duques de Sussex, pese a que Hugh Grosvenor es el padrino de Archie. No es su gira por Nigeria el motivo de su ausencia, sino la tensa relación que mantienen con la familia real.

Seguir leyendo