Santo en la Web y en la Red

24 de junio, 2024

Ciudad de México. Al borde de una crisis de agua.

Las causas, cambio climático, la expansión urbanística y una infraestructura deficiente

Una confluencia de factores como el cambio climático, la expansión urbanística y una infraestructura deficiente llevaron a Ciudad de México al borde de una severa crisis de agua.


El agua subterránea se está agotando con rapidez.

Una reserva importante tiene niveles tan bajos que ya no se utiliza para suministrar agua. El año pasado fue el más caluroso y seco de México en al menos 70 años. Y uno de los principales sistemas de agua de la ciudad se enfrenta a una potencial situación de “día cero” este verano, en el que los niveles bajen tanto que tampoco pueda suministrar agua.


Ciudad de México, que solía ser un valle rico en agua que fue drenado para darle paso a una enorme área urbana, tiene una población metropolitana de 23 millones de habitantes, lo que la posiciona entre las 10 ciudades más pobladas del mundo

Los expertos advirtieron hace casi dos décadas sobre la disminución del suministro de agua, pero obtuvieron pocos resultados.

El sistema hídrico Cutzamala —una de las redes de presas, canales y tuberías más grandes del mundo que suministra el 27 por ciento del agua de la capital— se encuentra en un bajo nivel histórico del 30 por ciento de su capacidad normal, según muestran las cifras oficiales. En el mismo momento el año pasado, estuvo al 38 por ciento, y en 2022 se mantuvo al 45 por ciento.

El suministro de agua de la ciudad, parte del cual llega desde lejos, fluye a través de tuberías viejas a lo largo de una red de más de 13.000 kilómetros de largo vulnerable a terremotos y hundimientos, y donde las fugas han causado una pérdida estimada de agua del 35 por ciento, más de lo que proporciona el sistema Cutzamala.

El problema del agua en la ciudad se ha convertido en un tema importante de las elecciones que se realizarán el próximo mes.

Seguir leyendo