Santo en la Web y en la Red

25 de febrero, 2024

Ecuador. LO ÚLTIMO. 11muertos. 140 agentes y empleados penitenciarios fueron tomados como rehenes en 6 cárceles.

Fueron detenidos 329 narcos.

LO ÚLTIMO

El presidente Daniel Noboa dijo: “se acabaron los gobiernos tibios”, y reiteró que “todo grupo terrorista se ha convertido en un objetivo militar”.

Con 11 muertos, casi 140 agentes y empleados retenidos por presos amotinados en seis cárceles.

El Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI) ubicó en 139 el número de policías y empleados administrativos (125 y 14, respectivamente) retenidos en las cárceles de Turi (Azuay), Cañar, Napo, Ambato (Tungurahua) y Latacunga (Cotopaxi).

El primer informe de las Fuerzas Armadas con el dato del arresto de 329 “terroristas”, según los llamó el jefe del Comando Conjunto, Jaime Vela, que detalló que se trata de integrantes de las bandas Los Tiguerones, Lobos y Los Choneros, tres de las más potentes del país.

Vela dijo además que otros cinco terroristas fueron muertos en enfrentamientos y que fueron recapturados 28 reos fugados de distintas cárceles.

El jefe militar reiteró que el Ejército no negociará con los presos que mantienen retenidos a guías penitenciarios, y aclaró que ninguno de los rehenes fue asesinado.

Centenares de militares fueron desplegados en las desoladas calles alrededor del Palacio Carondelet, sede presidencial en el centro de Quito

Ecuador se encuentra en estado de excepción ante la existencia de un conflicto armado interno, y un decreto ejecutivo de Noboa dispuso ahora identificar a los grupos delictivos como “organizaciones terroristas y actores no estatales beligerantes” con una amplia movilización de tropas de las Fuerzas Armadas, de la Policía y otras fuerzas de seguridad.

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, firmó un decreto que declara al país en estado de “conflicto armado interno” y ordena a las Fuerzas Armadas “ejecutar operaciones militares para neutralizar” el accionar de una veintena de bandas criminales.

En medio de una nueva ola de violencia en las principales ciudades del país.

La decisión del mandatario se dio después de que hombres con fusiles y granadas incursionaron en los estudios de TC Televisión, el canal público de Guayaquil.

Un día después de que decretara el estado de sitio por la fuga de la cárcel del jefe de una de las bandas criminales más grandes del país, identificado con el alias Fito, a los que se sumó luego otro escape del líder de otro grupo.

El decreto ejecutivo reforma el estado de excepción vigente y reconoce la existencia de un conflicto armado interno, por lo que dispone la movilización e intervención inmediata de las Fuerzas Armadas y la Policía en el territorio nacional.

El Gobierno dispone identificar a 22 grupos organizados como “organizaciones terroristas y actores estatales no beligerantes”

Ordena a las Fuerzas Armadas que ejecuten operaciones militares para “neutralizar” a estas organizaciones delictivas enumeradas. El Consejo de Seguridad puede actualizar el listado de grupos identificados terroristas.

La Policía ingresaron a la señal de televisión de TC Televisión, rescataron al personal de la emisora y detuvieron a 14 miembros del grupo armado que protagonizó la toma.

Hombres con fusiles y granadas irrumpieron e en los estudios de TC Televisión lo que llevó al cierre de puertas de otras emisoras

Un grupo de delincuentes armados y con los rostros cubiertos entró a los estudios y exigieron que se les colocaran micrófonos.

“No se juega con las mafias”, fue una de las pocas frases que se escuchó al aire, en medio del desorden y los gritos de los empleados del canal. Se oyeron también algunas detonaciones.

“Ante el ingreso de delincuentes a las instalaciones de un medio de comunicación en #GYE, nuestras unidades especializadas se encuentran desplegadas en el lugar para atender esta emergencia”, publicó la Policía en su cuenta de la red X.

Seguir leyendo