Santo en la Web y en la Red

21 de mayo, 2024

Israel. Advirtió que profundizará sus operaciones en Rafah si Hamas se opone a una tregua.

“Continuaremos hasta que regrese el primer rehén”

Israel advirtió a Hamas que seguirá avanzando sobre Rafah si no se producen progresos sobre la tregua por la liberación de los rehenes que se está debatiendo.

Cuando se conoció que el grupo terrorista había accedido a un pacto que no era el entregado por Tel Aviv, el primer ministro Benjamin Netanyahu ordenó a las tropas finalmente tomar el paso de Rafah, al sur de Gaza, y “en cuestión de horas, izaron las banderas israelíes y retiraron las de Hamas”.

“Tomar hoy el paso de Rafah es un paso muy importante en el camino hacia la destrucción de las capacidades militares restantes de Hamas. Esta mañana, hemos negado a Hamas un paso que era esencial para establecer su reino del terror en la Franja de Gaza”, declaró.


“Ya lo demostramos en la anterior liberación de rehenes: la presión militar sobre Hamas es una condición previa para su devolución”, explicó mientras que el ministro de Defensa, Yoav Gallant, agregó en ese sentido que “esta operación continuará hasta que eliminemos a Hamas de la zona de Rafah y toda la Franja o hasta que regrese el primer rehén”.

“Hamas solo responde a la fuerza así que intensificaremos nuestras acciones y la presión militar hará que los aplastemos”

El Gabinete de Guerra no ha dado por perdidas aún las negociaciones y el grupo encargado viajó en las últimas horas a la capital egipcia para realizar el último esfuerzo por conseguir la liberación de los rehenes y un alto el fuego temporal.

La delegación tiene instrucciones de “mantenerse firme en las condiciones necesarias” para devolver a los civiles así como en los “requisitos esenciales para garantizar la seguridad” del país aunque no se descartó “hacer concesiones” para conseguirlo.


La propuesta debatida fue presentada por los mediadores egipcios y qataríes y está “muy lejos de las exigencias vitales de Israel” ya que exige un cese completo de las ofensivas, lo que supondría mantener una amenaza latente para el Estado judío en el territorio vecino.

Seguir leyendo