Santo en la Web y en la Red

28 de mayo, 2024

Londres. Policías renuncian a portar armas en protesta por acusación de asesinato a un compañero.

El Ministerio de Defensa ofreció apoyo militar

100 agentes de la policía de Londres decidieron renunciar a sus permisos para portar armas de fuego a manera de protesta, a raíz de la reciente imputación judicial de un compañero.

Fue condenado por asesinar a un joven de 24 años de raza negra, quien murió por un disparo de la policía hace un año en el sudoeste de Londres.

Esta situación llevó al Ministerio de Defensa a ofrecer apoyo militar a la policía en Londres, propuesta que fue calificada como una “opción de contingencia” que solo se implementaría en circunstancias excepcionales.

Chris Kaba, quien estaba desarmado, murió el 5 de septiembre del año pasado por un disparo de un agente de la policía metropolitana en Streatham, Londres.

La matrícula del vehículo que conducía Kaba había sido vinculada a un incidente con armas de fuego un día antes, según los registros de la policía.

La ministra del Interior, Suella Braverman, ofreció su “apoyo total” a los policías armados, alegando que estos oficiales se enfrentan a decisiones de vida o muerte en momentos de extrema presión y no deberían vivir con el temor de ser acusados.

El jefe de la Policía Metropolitana, Mark Rowley, solicitó por su parte una revisión integral del procedimiento policial armado, expresando preocupaciones sobre la protección legal de los oficiales y sugiriendo que el sistema actual podría estar debilitando su autoridad y eficacia.

Seguir leyendo