Santo en la Web y en la Red

23 de julio, 2024

Máxima. Dejó los tacos para usar el uniforme militar.

Pco antes había estado con un vestido rosa.

A Máxima de Los Países Bajos se la vio luciendo dos looks antagónicos para dos compromisos oficiales muy distintos.

La reina eligió un vestido rosa de con mangas abullonadas y una gran pamela, y después le ha tocado ponerse el uniforme militar.

Fue hasta la ciudad de Ermelo, situada en la provincia de Güeldre, para la inauguración del nuevo edificio escolar del Colegio Emaús.

Este centro ofrece educación secundaria especial a aproximadamente 150 estudiantes de entre doce y veinte años que se benefician de una atención adicional.

Máxima se engalanó para la ocasión, recuperando de su armario un vestido rosa palo que tiene desde 2018.


Tras su visita al colegio, cumplió con otra actividad bien distinta. La reina ha visitado el Regimiento de Ingenieros, una unidad específica de las fuerzas armadas, entrenada para despejar obstáculos y construir infraestructura militar como puentes y transbordadores.

Recibió una breve explicación del trabajo de los ingenieros. Después, ha participado en una exploración de una área que necesitaba ser despejada de obstáculos, y también ha podido ver en primera persona cómo construir un cruce con pontones sobre un río para poder cruzarlo.

La reina dejó los tacosen casa y los ha cambiado por el uniforme militar, para ir acorde con el acto.

Máxima llevaba una chaqueta con estampado de camuflaje, con el escudo de los Países Bajos en la manga izquierda, camiseta y pantalones a juego, y unas botas color camel. A pesar de ser ella una gran amante de las joyas, consciente de todas las actividades que tenía que llevar a cabo, ha prescindido de casi todas, luciendo únicamente su reloj y una pulsera de hilo.

Seguir leyendo