Santo en la Web y en la Red

18 de junio, 2024

Nobel de la Paz. Narges Mohammadi celebró su premio en su celda en Irán.

La ONU reclama su libertad de manera inmediata.

La activista iraní Narges Mohammadi, presa desde 2021, celebró en su celda de Teherán junto a otras detenidas el Premio Nobel de la Paz que obtuvo por su defensa de los derechos de las mujeres en la República Islámica.

“Narges se enteró de que fue galardonada con el Nobel de la Paz por mensajes enviados desde la sección donde están los hombres, que tienen un acceso más fácil a los teléfonos “, indicó su familia en un comunicado.

“La televisión estatal difundió la noticia retratando a Narges de manera insultante y difamatoria”, apuntó.

Con el premio a Mohammadi el Comité Noruego, que entrega el Nobel, puso de relieve la opresión de las mujeres y la situación de derechos humanos en general en el país islámico, sacudido por una serie de protestas después de que el año pasado la joven Mahsa Amini muriera bajo custodia policial por no usar correctamente el velo.

La activista y periodista de 51 años es además vicepresidenta del Centro de Defensores de los Derechos Humanos fundado por la también Premio Nobel de la Paz iraní Shirin Ebadi.

Mohammadi es madre de gemelos adolescentes, fue arrestada en 13 ocasiones y condenada cinco veces a un total de 31 años de prisión y 154 latigazos.

Actualmente está alojada en la prisión de Evin, en Teherán.

La ONU reclamó su inmediata puesta en libertad “y la de todos los defensores de los derechos humanos encarcelados en Irán”.

Ali, hijo de 17 años de la activista, dijo estar “muy, muy orgulloso” de su madre al hablar en una conferencia de prensa en París, donde vive con su padre y su hermana gemela, y agregó que este premio es “una recompensa para el pueblo iraní”.

“Por desgracia, Narges no puede estar con nosotros para compartir este momento extraordinario”, dijo su esposo Rahmani, en nombre de la familia.

“Como siempre dice Narges: la victoria no es fácil, pero es segura”, concluyó.

Seguir leyendo