Santo en la Web y en la Red

24 de junio, 2024

Papa Francisco. Se abrazó a un israelí y un palestino. “La guerra es una derrota para todos”.

Ambos perdieron familiares.

Uno judío y un palestino, que perdieron familiares se abrazaron al Papa, “la guerra es una derrota para todos”.

Maoz y Asís, empresarios en Israel y Palestina, fueron ovacionados por los 12 mil cristianos reunidos en la Arena de Verona, para saludar al Pontífice y comprometerse “contra esta guerra en medio de las tempestades del mundo”.

El Papa visitó Verona, también llamada la ciudad de Romeo y Julieta, en Italia.

El momento culminante fue el encuentro en el anfiteatro inspirado en el Coliseo de Roma, donde el Papa colgó la medalla de oro de los luchadores por la paz.

Francisco, “estoy cada vez más convencido que el futuro de la humanidad no está solo en las manos de lo grandes líderes y las grandes potencias y la elites. Está sobre todo en mano de lo pueblos”.

Reclamó a la gente común que pida “a lo líderes mundiales que escuchen su voz, que se involucren en los procesos de negociación, para que los acuerdo nazcan de la realidad de la ideologías”.

“La paz no será nunca fruto de la desconfianza de los muro, de las armas apuntada los hunos contra lo otros”

“No sembremos muertes, destrucción y paúra, sino esperanza. Es lo que están haciendo ustedes en esta Arena de la Paz. No aflojen, no se descorazonen”.

“El Premio Nobel que podría dar a muchos es el Premio Nobel de Poncio Pilatos, porque son maestros en lavarse las anos”.

“La cultura fuertemente marcada por el individualismo, que busca hacer desaparecer la dimensión de la comunidad, de las relaciones vitales que nos sostienen y nos hacen avanzar. Y esta, en términos políticos es la raíz de las dictaduras”

“Se produce la consecuencia también del modo en que se entiende la autoridad. Quién cubre un rol de responsabilidad en una institución política o en una empresa o en una realidad de empeño social, arriesga sentirse investido del deber de salvar a los otros como si fuera un héroe. ¡Esto envenena la autoridad!”.

“Estar junto a los pequeños, respetar su dignidad, escuchar y hacer en modo que su voz pueda hacerse sentir sin filtros”. Además, agregó que es necesario “asumir posición a su lado, contra la violencia, saliendo de la cultura de la violencia y sus justificaciones”.

Seguir leyendo