Santo en la Web y en la Red

23 de julio, 2024

Perú. El ex presidente Fujimori quedó en libertad tras la polémica por el fallo que lo beneficio.

Cumplía desde 2007 una condena a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

El expresidente de Perú Alberto Fujimori, quien cumplía una sentencia a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad, quedó en libertad, más de 24 horas después de un fallo que lo benefició y que generó una ardua polémica de la que participaron incluso organismos internacionales.


Fujimori salió a bordo de un automóvil del penal policial de Barbadillo.


La noticia fue celebrada inmediatamente por familiares y abogados de Fujimori que, junto a simpatizantes, se reunieron en los alrededores del penal policial de Barbadillo, en el barrio limeño Ate, a la espera de que el exmandatario saliera de allí.


El Tribunal Constitucional la liberación “inmediata” de Fujimori y remarcó que la medida debía ejecutarse “en el día”, aunque uno de los abogados del expresidente, Elio Riera, avisó que probablemente la medida se cumpliera hoy, debido a que fue publicada después del horario de atención de la autoridad penitenciaria.


La decisión del TC provocó una intensa polémica en la que intervinieron incluso la ONU y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), que la reprobaron.


La Oficina de Derechos Humanos de la ONU dijo en una declaración que la orden de liberar a Fujimori “es un revés preocupante para la rendición de cuentas” y agregó que “cualquier liberación humanitaria de los responsables de graves violaciones de derechos humanos debe ajustarse al derecho internacional”.


Fujimori, de 85 años, cumplía desde 2007 una condena a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad, que fue interrumpida brevemente entre 2017 y 2018, cuando el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski lo indultó, hasta que pocos meses después la Justicia revocó el beneficio.


En esa condena, Fujimori fue considerado autor mediato de asesinato con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves en dos masacres cometidas en 1991 y 1992 por el grupo paramilitar Colina.


Pese a ser sometido a varios procesos por diversos delitos, en la mayoría de los cuales fue condenado, la legislación peruana establece que en caso de que una persona reciba más de una sentencia, debe cumplir solamente la más extensa.

Seguir leyendo