Santo en la Web y en la Red

16 de abril, 2024

Príncipe William. Habló de Kate Middleton en dos ocasiones y cocinó galletas.

Evitó a su hermano Harry.

El príncipe de Gales continúa con su agenda oficial . Aprovechó dos actos oficiales para hablar de su esposa.

Visitó un centro dedicado a la juventud en White City, en el oeste de Londres. William pudo conocer la labor que llevan a cabo en WEST (Where Everybody Sticks Together) y se le vio de lo más cercano participando en distintas actividades, como jugando al billar o probando sus tiros en la canasta.

También estuvo en un taller de cocina, en el que decoró unas galletas. Viendo que no se le daba muy bien, el príncipe reconoció: “Mi esposa es la artística”.

Unas horas después, William cambiaba el delantal por el traje para participar en el 25º aniversario de la organización Diana Legacy Award, una gala en la que se homenajeó a su madre y en la que el heredero al trono quiso dedicarle unas palabras de agradecimiento, mencionando también a Kate.

“La ceremonia de esta noche es particularmente especial ya que marca el 25º aniversario del Diana Legacy Award, una organización benéfica creada para reflejar la creencia de mi madre de que los jóvenes pueden cambiar el mundo”

“Sé que habría sido un honor para ella ver una organización benéfica en su nombre realizando un trabajo tan inspirador para animar a los jóvenes de todos los rincones del mundo. Ella me enseñó que todo el mundo tiene el potencial de dar algo a cambio; que todos los necesitados merecen una mano de apoyo en la vida. Ese legado es algo en lo que tanto Catherine como yo hemos tratado de centrarnos a través de nuestro trabajo, al igual que los 50.000 jóvenes que han recibido un Premio Diana en los últimos 25 años. Estoy muy orgulloso de ver esta creencia de mi madre manifestada en los increíbles jóvenes que reciben el Premio Legacy esta noche”.

El príncipe Harry también participó en la mencionada cita. Ambos son hijos de la princesa Diana, por lo que tenían el mismo derecho de ser protagonistas en este acto en honor a su madre.

Sin embargo, y teniendo en cuenta la mala relación entre el príncipe de Gales y el duque de Sussex, todo se organizó al milímetro para que no coincidieran.

Harry se encuentra en California junto a Meghan Markle y sus dos hijos, Archie y Lilibet, por lo que no viajó hasta Londres para este homenaje a su madre. Eso sí, grabó un vídeo que se retransmitió durante la gala, en el que hablaba de la labor de Lady Di.

Pero todo se planificó para que William ni siquiera tuviera que ver esas imágenes de su hermano pequeño, pues se puso en las pantallas cuando el heredero ya había abandonado el evento. “Lamento no poder estar ahí”, reconoció Harry en el vídeo.

Seguir leyendo