Santo en la Web y en la Red

21 de abril, 2024

Reina Camila. El incómodo baile en Kenia en su visita de Estado. VIDEO.

El criticado discurso de Carlos III.

Fue la primera vez que los reyes británicos viajan a un país de la Commonwealth desde que asumieron la Corona tras la muerte de Isabel II.

En su visita a Kenia hubo un incómodo baile de Camila y un criticado discurso de Carlos III, a cuenta de los tiempos del colonialismo, cuya inevitable sombra está sobrevolando cada aparición, ya que el viaje coincide con el 60º de la independencia del país.

La pareja llegó a Nairobi, fueron recibidos por el presidente, William Ruto, y la primera dama, Rachel Ruto.

No faltó una ofrenda floral al soldado desconocido, así como la plantación de varios árboles como recuerdo de la estancia de Carlos y Camila en Kenia.

Pero las dificultades comenzaron con la cena de Estado que tenía lugar en el Palacio Presidencial, con una Camila prescindiendo de tiara, pero brillando con túnica y pantalón palazzo en color azul.

Uno de los puntos institucionales más importantes de estas cenas de Estado son los discursos del anfitrión e invitado real, que fue precisamente el momento que más controversia ha causado.


El monarca reconoció los problemas que causó el imperio británico en la época colonial: “Las malas acciones del pasado son causa del mayor dolor y del más profundo arrepentimiento”,

“Se cometieron actos de violencia abominables e injustificables contra los kenianos”.

Una línea que siguió durante todo el discurso, pero sin llegar a pronunciar un perdón formal, algo que fue reprochado desde diferentes sectores y asociaciones del país, que llevaban reclamando una disculpa oficial desde días antes de la llegada de Carlos y Camila al país.

El presidente keniata salió en defensa del monarca, alegando que no es competencia de él pronunciar esa disculpa oficial y pública en nombre del país, sino que ha seguido el consejo del Gobierno, ya que actúa en su representación cuando viaja a un país extranjero.

Sea como sea, lo cierto es que a Carlos se le ha exigido una disculpa que ya han emitido otros monarcas, como Guillermo Alejandro de los Países Bajos.


El viaje oficial continuó con agendas por separado de los reyes británicos, lo que ha facilitado que Camila se convierta en la protagonista del día, especialmente por un momento con el que no contaba y el que no ha tenido más remedio que participar. Ha sido durante su visita a The Brooke, una organización no gubernamental que cuida de caballos, burros y mulas.


La reina interactuaba con los animales y no faltaba en su vestuario un guiño al país anfitrión, ya que en su vestido blanco, veíamos jirafas estampadas.

Algunas mujeres masáis decidían celebrar una tradicional ceremonia de bienvenida para Camila que no estaba prevista ni contemplada en el programa.

En esa ceremonia masái no faltaban ni los ropajes étnicos ni tradicionales cánticos y bailes. No parecía tener mucha opción, así que simplemente se ha dejado llevar por sus anfitrionas.

Seguir leyendo