Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER
jueves 25 de abril, 2019
Invitado

ALELÍ PEIRÓ. El Código Inca y los reyes de España.

El libro

Martín es un joven de 17 años, unos ladrones le han robado el tesoro que custodiaba: una placa de oro de la antigua civilización Inca. Para recuperarla y descifrar el código encriptado en ella, busca la ayuda del arqueólogo salteño Christian Vitry .Ambos emprenderán un viaje por el tiempo, descubriendo la cultura Inca y todos sus misterios. .Así deben aventurase por los Valles Calchaquíes, el antiguo imperio incaico y el Machu Pichu. También los acompañarán María y la princesa Quispe Sisa, quienes representan a la mujer andina como agente importante de la historia.

La historia narra uno de los acontecimientos arqueológicos más grandes de los últimos tiempos: el descubrimiento de las Momias de Llullaillaco.

¿Podrán descifrar este código secreto? Una apasionante aventura junto Christian y Martín. Para sumergirte en la cosmovisión de uno de los imperios más grandes de la época precolombina

Mi nombre es Alelí Peiró, soy escritora y creadora de la editorial Polo Ediciones, “El código inca” es el cuarto libro que publico, a pulmón. Los otros tres (Yoga Trekking, El pequeño montañista, Shiva manual para emprendedores).  El deseo de escribir esta novela corta  surgió a raíz de mi pasión por la cultura  andina prehispánica. Estuve dos años investigando en las Crónicas Españolas, los libros de  María Rostworowski, y los papers del arqueólogo Christian Vitry; por lo que decidí que él fuera el protagonista de la historia. Esta obsesión por investigar creo que viene de mi tío abuelo, Roberto Pertierra Polo, fundador del museo Americanista de Lomas de Zamora.  Al igual que a mí, le gustaba ir a las montañas para pensar y para encontrar tesoros. 

Christian Vitry, protagonista de la novela, restaurando el camino Inca.

Me sumergí en la cosmovisión del que fuera el más grande imperio Americano para tratar de decodificar esta civilización, recorrí los  ancestrales caminos del Tahuantinsuyu “cuatro regiones del Sol”; como si fuera un chasqui que quiere llevar un mensaje al mundo.

Uno de los personajes principales del libro está inspirado en una persona real: Christian Vitry, arqueólogo salteño, Director del Programa Qhapaq Ñan y que tuvo un importante rol en el que fue uno de los hallazgos más importantes del siglo en 1999: Las Momias Incas en el Volcán Illuallaillaco: la doncella, la niña rayo y el niño, quienes fueron enviados “como mensajeros del cielo” en una Capacocha. Las momias perfectamente conservadas tienen una antigüedad de 5oo años.

 Conocí a Christian en el Museo MAAM (museo arqueológico de Alta Montaña), viaje a Salta  especialmente para entrevistarme con él, para decirle que iba  a ser el protagonista de mi libro, y así fue como recorrimos juntos el museo para compartir nuestras visiones.

 MAAM exhibe sus momias bajo rigurosas condiciones. Ocupan cápsulas translúcidas para su exhibición. Dentro la temperatura es de -20 grados, como en la cima del volcán. Se muestran por turnos, una diferente cada día. El frío y la claridad dan la sensación de estar en las cimas nevadas de Llullaillaco reviviendo la travesía de los arqueólogos.

La portada fue ilustrada por Mónica Ambrosi, una joven arquitecta y artista cordobesa. Su acuarela “Plaza de armas, Cusco”, es un relato que deja traslucir historias que acontecieron en otras épocas y que afloran en la distancia del espectador. Hay escenas sobrepuestas como memorias de lo pasado, lo presente y lo porvenir, produciéndose una fusión entre lo real y lo imaginario.

Los basamentos de piedra de Cusco, sus colinas con exuberante vegetación, son huella contundente de un antepasado extinto y permiten recuperar la lógica de una temporalidad no lineal ni cristiana, volver al tiempo circular, donde las fases se repetían en grandes ciclos recurrentes. La obra de arte, al igual que la literaria, se manifiesta como algo irresuelto, ambiguo, es el lector quien las carga de sentido. La intensa oscuridad de una mancha, puede volverse algo tenebroso frente a otra mancha más luminosa, las siluetas vacías y negras, condensar tanto la idea de fragilidad como la de obstinada persistencia.

Un día de novela

Las palabras, como Horacio no ignoraba, cambian de connotación emocional, de sentido; pero el escritor tiene que resignarse a este manejo, el escritor tiene que sentir, luego soñar, luego dejar que le lleguen las fábulas; conviene que el escritor no intervenga demasiado en su obra, debe ser pasivo, debe ser hospitalario con lo que le llega y debe trabajar esa materia de los sueños, debe escribir y publicar, como decía Alfonso Reyes, para no pasarse la vida corrigiendo los borradores, y así trabaja durante años y se siente solo, vivo en una suerte de sueñosismo; pero si los astros son favorables, uso deliberadamente las metáforas astrológicas, aunque detesto la astrología, llega un momento en el cual descubre que no está solo.(Discurso Jorge Luis Borges, Premio Cervantes 1979, ante los reyes de España)

No salgo de mi asombro por el episodio vivido en la inauguración del Congreso Internacional de la Lengua. Escribí mi propia biografía, tal vez ese sea el código encriptado de la vida: uno mismo es artífice de su destino, si sigue sus sueños y pasiones; el universo conspira.

Soy Salteña, aunque vivo en Córdoba hace 18 años.  Estudie Cs Económicas, me especialice en innovación y tecnologías, escritora  y  pionera de Yoga Trekking. Esa mañana del miércoles 27 de Marzo, había ido al trabajo en una empresa de software ubicada en Nva Cba donde coordino el área de innovación. A unos metros estaban los reyes de España en el museo Caraffa luego de la inauguración del CILE.

Quise entregarle un ejemplar al rey después de escuchar el discurso Mario  Vargas Llosa en respuestas a la crítica del presidente de México López Obrador y su anuncio que el próximo Congreso se hará en Perú.

“López Obrador instó al rey de España que pidiera disculpas por la conquista, y Vargas Llosa respondió que tendría que ver en qué situación se encuentran hoy los aborígenes.”

Me jugue la suerte. Intente acércame a los reyes para entregarles un ejemplar del Código Inca y otro del Pequeño Montañista. Aventura en el  Champaquí.  Aunque fue imposible traspasar las vallas blindadas del Carrafa, pude convencer a una joven acredita en el evento, para que entregase unos libros en manos del monarca.Y así fue como los libros llegaron a mano de los reyes quienes dijeron: ¡Queremos conocer a la escritora!

Ese mismo día el interés fue trasladado a las autoridades españolas, José Borrell es Ministro de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, que contempló la escena, quiso conocer más sobre el Código Inca y me invito a cenar junto al director del  Cervantes García Montero, el cónsul de España, y la comitiva Española. En una noche soñada, hablamos de literatura y política, degustamos las carnes y vinos argentinos; y conversamos sobre el profundo simbolismo de organizar el CILE, en un teatro que se llama “Libertador San Martín”. Más allá de los discursos de  derecha e izquierda que brindaron los disertantes del Congreso, lo importante  es que debemos salvaguardar la riqueza de nuestro propio idioma para que   mantenga unidos cultural y espiritualmente a los pueblos. Si bien es importante respetar la diversidad y valorarla, también debemos valorar y trabajar  para no perder  la unidad que nos proporciona un idioma en común.

Fue muy emociónate, es difícil escribir y publicar, que tu obra traspase fronteras. Es complicado que te inviten a un Congreso como el que pasó y, de repente, ¡ Que el rey quiera tu libro!

Todo esto ayuda: el 4 de Mayo a las 20 hs presentó mi libro en la Feria Internacional del libro de Buenos Aires ,  estará a la venta en el stand de Salta- Pabellón Ocre.

Invitada
Aleilí Peiró
Escritora