Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 24 de septiembre, 2021
Invitado

Alexia Ratazzi. Autismo, pandemia y vacunas.

La pandemia por COVID-19 ha traído numerosas consecuencias en la salud física, en la salud mental, en la salud emocional y en la calidad de vida de toda la población. Las personas con condiciones del espectro autista (CEA) no han sido la excepción. En un estudio realizado por la Red Espectro Autista Latinoamérica (REAL) en el año 2020, de la cual participamos investigadores de PANAACEA junto con otros investigadores de América Latina, relevamos algunos datos en relación al impacto de la pandemia en personas con CEA en Argentina, Brasil, Chile, México, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Consideramos que los resultados más importantes a destacar de las 1826 encuestas completadas por familiares de manera online fueron:

-algunas de las consecuencias del aislamiento estricto en personas con CEA fueron: el aumento en la irritabilidad, el incremento en la deambulación, mayores niveles de ansiedad, aumento en la agresividad y dificultades en la alimentación, el sueño y la concentración.

-la mayoría de las familias (57,8%) notaron retrocesos en sus hijos durante el encierro; sin embargo, resulta interesante el dato en relación a que casi un 34% de las familias manifestaron que las personas con CEA mostraron avances durante el encierro.

-con respecto a la convivencia familiar, aproximadamente un tercio refirió que había mejorado, un tercio refirió que no había cambiado, y un tercio refirió que había empeorado.

-casi la mitad de las personas con CEA mejoraron sus conductas cuando comenzaron a realizar salidas y paseos, y este es un dato que las autoridades deberían tener en cuenta para favorecer el bienestar psicológico si llegara a haber futuros confinamientos.

-las familias evidenciaron ventajas y desventajas relacionadas al uso de pantallas y plataformas online para la escolaridad y los tratamientos. Entre las desventajas, refirieron dificultades de atención y concentración, falta de motivación e hiperactividad en sus hijos, que dificultaban significativamente la relación remota con terapeutas y docentes. Además, para muchos padres significó una sobrecarga tener que ocuparse de las videollamadas, además de lidiar con todas las actividades cotidianas y el trabajo. Entre las ventajas del “teletratamiento”, identificaron menos estrés por los viajes y la interacción social comparado con los tratamientos presenciales, y la posibilidad de recibir asesoramiento online para mejorar el manejo de conductas desafiantes en situaciones de la vida cotidiana.

Relacionado a este último punto de la encuesta, en PANAACEA diseñamos un breve curso online abierto y gratuito llamado “Herramientas para poner en práctica desde casa y en familia” (https://cursos.panaacea.org/course/herramientas-para-poner-en-practica-desde-casa-y-en-familia/) que acompañó hasta el momento a más de 1500 familias durante el aislamiento, y que les brindaba herramientas y estrategias a los cuidadores para establecer rutinas diarias, para manejar conductas desafiantes, para dar ideas en relación a juegos y actividades, para promover la comunicación y la autoregulación de niños y niñas, y para favorecer el autocuidado de padres y cuidadores.

Durante esta pandemia, varios han sido los desafíos que han tenido que afrontar las personas con CEA. Un dato de trascendental importancia es que las personas con discapacidad y sus familias presentan un mayor nivel de vulnerabilidad ante este tipo de crisis sanitarias. Además, distintos estudios muestran que las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo (por ej: CEA) tienen mayor prevalencia de cuadros médicos de riesgo asociados a un peor pronóstico para el COVID-19. Entre los menos de 17 años, aquellas personas con discapacidad intelectual tienen mayores probabilidades de ser infectados y experimentar porcentajes más elevados de mortalidad que aquellas personas sin discapacidad intelectual. Es por esto que manifestamos que es de trascendental importancia que toda persona con discapacidad o con CEA que tenga factores de riesgo médico asociados tenga prioridad en la vacunación.

Para más información sobre CEA:

Redes sociales de PANAACEA: FB, IG, LinkedIn, Twitter @panaacea

Canal YouTube: www.panaacea.com/panaacea

Página web: www.panaacea.org

INVITADA
Dra. Alexia Rattazzi
Psiquiatra infantojuvenil, M.N. 101.875
Co-Fundadora de PANAACEA