Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 12 de agosto, 2020
Invitado

BETINA KRAUS. Vocabulario ganado gracias a la pandemia.

Betina Kraus

Pongamos un poco de humor a esta trágica pandemia, o sea, veamos lo positivo, el medio vaso lleno. En el siglo XX, la primera y la segunda Guerra Mundial, marcaron trágicamente el siglo. En la época de la “guerra fría” se pensaba que la tercera Guerra mundial iba a ser una guerra química. Nosotros estamos protagonizando un capítulo importantísimo de la historia mundial que podrá ser catalogado como “guerra biológica”, “guerra pandémica” o el término que los libros de historia vayan a utilizar. Por fin somos protagonistas. No solo Argentina tiene el Río de la Plata, el río más ancho del mundo; la 9 de Julio, avenida más ancha; el Obelisco, uno de los obeliscos más altos del mundo; la avenida Rivadavia, una de las más largas del mundo; la inflación, la segunda más alta del mundo; y ahora golazo: “tenemos la pandemia más larga del mundo”. La pandemia más larga, pero por lejos con una cantidad de infectados y muertes relativamente bajo.

 No nos olvidemos que estamos en el ranking de los países con más “defaults” del mundo; y el único con el récord de dos defaults en los últimos 10 años. Tenemos la segunda inflación más alta del mundo después de Venezuela. Agotados de tantos éxitos.

Luego de esta introducción pasemos a enumerar el vocabulario que sumamos en época de COVID que va a marcar historia de la lengua. Algunos términos son internacionales en los países de habla hispana y otros son gauchescos o sea bien nuestros. Los vamos a intercalar con otros términos que fuimos acumulando en estos tiempos para que no sea solo un tema de enfermedad y no nos deprimamos.

La curva nunca pensó que iba a ser un sustantivo tan enriquecido. Tenemos aplanar la curva o achatar la curva que podría estar asociado con una carrera de autos cuando “se comen la curva”. Sería bárbaro achatar la curva de la inflación, por ejemplo, o sea es un término re positivo. La curva de contagio está buenísima y puede ser aplicada de ahora en más para muchas enfermedades, suena interesante. La curva epidémica es más depre, no sabemos en que termina. La curva ascendente si uno la saca de contexto puede estar bárbara, en términos económicos, por ejemplo, en PBI es algo pocas veces visto entre nosotros. La curva ascendente de los salarios, soñado. Curva descendente en COVID es excelente, pero sino bajón total, todo mal. Pico de la curva suena bueno, nos vamos a estabilizar, pero puede venir pico tras pico, que no es lo mismo que pico la comida, un pico o sea un beso que se ve solo en las películas de amor. ¿Hablando de pico, no les pasa que cuando ven una película se sienten raros que no usan barbijo? ¿Y cuándo se dan un beso nos quedamos mirando la escena como si fuese algo de otro mundo?

Juguemos con las palabras: “expropia” y “apropia”. Que nos expropien suena muy feo, una empresa, una casa, un auto…Apropiarse de algo es un término negativo, nos estamos apropiando de algo que no nos pertenece. Empezamos a utilizar el término “expropiar” después de que en Venezuela era y es: EXPROPIESE, dar al pueblo lo que es del pueblo. Obviamente esa palabra nos genera pánico justificado. Ni queremos ver la letra chica porque se nos caen los calzones.

Certificado de circulación, certificado único habilitante, certificado circular fuerza mayor nos recuerda que nos encantan los trámites, aunque lo neguemos. No seríamos Argentina sino fuésemos los reyes de los trámites y los certificados. Tenemos el certificado de deudor alimentario, por ejemplo, seguro que pocos sabían de su existencia. Otros tantos como: “certificado de antecedentes penales, de discapacidad, de domicilio, certificado pyme, de antecedentes laborales y muchosss más”.

Paciente cero no entendemos que puede ser, porque cero y no uno, no se explica. Paciente cero suena a inexistente. Pero existe, fue el hdp que comenzó este quilombo mundial comiendo algún murciélago en China.

¿Confinamiento, no les suena que a uno lo manden a la cárcel de una isla o a la cárcel que existió en Ushuaia? O sea “fin del mundo” amigos, confinados.

Punto máximo o meseta, meseta o punto máximo, es lo mismo ahora. ¿Por qué antes del COVID no era lo mismo? No me engrupan.

Crecimiento exponencial se usaba para las matemáticas y por ende también en términos económicos, el crecimiento exponencial de una empresa es espectacular. Ahora el crecimiento exponencial es un bajón. Lo escuchamos y temblamos. Significa que después de fase 1 viene “FASE 1”. Depre total.

Casos asintomáticos son los héroes totales, queremos la fórmula y no nos la pasan. Encima que no sufren después pueden ir por la vida riéndose de nosotros porque son inmunes. Encima nos inflan el número de contagiados sin sentido, porque no les pasa nada.

Mechando un poco vieron que todo es un zoom. Queda re cool. No te puedo atender porque estoy en un zoom. No ves que estoy trabajando, tengo un zoom a las 9 a.m, otro a las 11 a.m, otro a las 15 p.m y me confirman uno a la noche. Agotador. En realidad, no sabemos si nos están vendiendo fruta ya que apagas la cámara y haces la tuya, decís un sí de vez en cuando o prestas cinco minutos atención y das una opinión. 10 felicitado. Lo máximo que escuché, es que muchos chicos se ratean de una clase en zoom, cosa de locos.

Alarma. Se escucha esa palabra y sonamos. Antes era la alarma del auto, la alarma de nuestra casa, la de la cuna de nuestro bebé. Ahora es un tsunami de Covid.

Epicentro suena a geografía. Distancia social a un excluido de la vida, desescalada a montaña…

Nueva normalidad. Este término quiere transmitirnos positividad. Lo podemos asociar con art noveaux, con que somos normales, nos compramos algo nuevo, pero no. Es todo falso. Es confinamiento, barbijo, no sexo, no ver a nuestros amigos, no nada. Un desastre.

Tenemos transmisión local en conglomerados, transmisión comunitaria, no es una transmisión del partido de fútbol de Messi señoras y señores. Es contagiooooo.

Ahora esto lo hacemos rapidito por agotamiento. Aislamiento social preventivo obligatorio, aislamiento sanitario, aislamiento preventivo para viajeros. Aislamiento es sentirnos en la isla Maciel.

Sumado a todo este vocabulario, que es seguramente aceptado por la Real Academia Española, tenemos que memorizar un sinfín número de procedimientos y automatizarlos. Salir con barbijo, no salir sin documento, tener la autorización encima o la aplicación CUIDAR, siempre tarjeta para no utilizar efectivo sucio y contaminante, alcohol en gel. Además, dejar los zapatos en la entrada de tu casa, lavarte las manos primero, luego sacarte el barbijo, desinfectar todo con alcohol o lavandina. Yo tengo los preparados en la mesada y todo pasa por alcohol con agua o lavandina con agua. Saberse de memoria a que le pongo alcohol y a que le pongo lavandina. Los cerrajeros están trabajando mucho por los que rociamos llaves con el preparado de lavandina, me incluyo, aprendí.

Lo mejor de todo es que los científicos no saben si las superficies contagian o no. Nosotros tenemos la tablita en la heladera de cuantas horas dura el virus en cada objeto y ahora salen con que no están seguros. No hagamos la cuenta del tiempo que utilizamos para desinfectar todo lo que osa entrar a nuestra casa.

#quedateencasa. ¿No les pasa que no lo pueden ni escuchar ni ver? Lo vemos hasta en la sopa de letritas de colores. Ya lo sabemos pero no nos lo digan más por favor.

Otro tema, la quincena. La quincena es el pago mensual que se divide en dos. Es una costumbre que quedó de otras épocas que ayuda a muchos a administrarse mejor. Era una ventaja hasta el COVID. Ahora se sufre cada quince días si te van a pagar o no, sino se sufre cada mes.

Coronavirus ya tiene su vocabulario propio. Corona suena bien, los ultracorona (auto invención), hace poco escuché la palabra coronabestia y pensé en una película de Disney. No “La bella y la bestia”, sino la “Coronabestia”. Por las dudas patento mis derechos.

Betina Kraus

EN ESTA NOTA: Betina Kraus