Santo en la Web y en la Red

15 de junio, 2024

Claudia Degrossi. Incidente de enfermedad transmitida por alimentos en Berazategui: ¿qué sabemos hasta aquí?

En estos días nos hemos enterado de 4 casos muy terribles: 2 personas fallecidas y otras dos aún internadas, con cuadros de vómitos y diarreas entre otros signos y síntomas. De muestras clínicas tomadas de los pacientes se aislaron 2 peligros (bacterias dañinas o patógenas): Shigella sp. y/ o Salmonella sp. Aparentemente los casos podrían estar relacionados con el consumo de un alimento contaminado. ¿Fue realmente por un alimento? ¿Puede haber otros agentes causales de estos cuadros? Muchas dudas…

¿Qué se hace en estas situaciones? Una investigación epidemiológica. Es decir, buscamos información para poder accionar rápidamente para, de este modo, prevenir que otras personas se enfermen y para aprender de lo ocurrido, para evitar que una situación de esta naturaleza se repita…

Esa investigación requiere de la toma de muestras clínicas de los pacientes. También se entrevista a los afectados o a sus familiares para saber qué comió/ bebió cada afectado, dónde, con qué otras personas… Y no sólo lo último que comieron, incluso lo que ingirieron/ hicieron hasta varios días antes de tener los síntomas. En el caso en el que se sospeche de alimentos contaminados, esta información permite plantear hipótesis acerca de cuáles pueden ser sospechosos (mediante la aplicación de algunos test estadísticos) de los peligros detectados en las muestras clínicas.

A partir de estas hipótesis surge entonces el listado de muestras a tomar para su análisis en laboratorios especializados: restos de alimentos que comieron los afectados, productos de los comercios donde compraron los afectados, productos de empresas elaboradoras, muestras de agua, etc. Por eso se habla de alimentos sospechosos en este incidente y es importante no perderlo de vista.

También es necesario acotar el alcance del problema: en este caso el Municipio de Berazategui, con registro de casos hasta el 17 de enero… Por eso se notifica a otros centros de salud para que estén atentos a posibles nuevos casos.

Si se trata de una enfermedad transmitida por alimentos lo ideal es que en las muestras de los alimentos analizados se encuentren las mismas bacterias o peligros que en los afectados: de esa manera resulta posible hacer recomendaciones precisas a la gente para prevenir.

No ocurre siempre ese resultado… a veces de las muestras analizadas no se llega a identificar un agente causal, aún tratándose un incidente de enfermedad transmitida por alimentos…

A veces, las hipótesis no son las adecuadas y deben revisarse…Hace unos años ocurrió en Alemania un brote que afectó gravemente a varias personas, incluso con algunos fallecidos. Inicialmente pensaron que eran los pepinos provenientes de España los que estaban asociados al problema. Sin embargo, luego se comprobó que eran germinados de fenogreco los verdaderos responsables…

En este incidente cuya investigación está teniendo lugar, aún no hay resultados concretos de las muestras de alimentos. Por eso es necesario ser cautos.

Mientras tanto: recomendamos aplicar las Buenas Prácticas ya conocidas, luego de calzarse los anteojos de la inocuidad… Las de siempre… HIGIENIZAR (manos, utensilios y vegetales), SEPARAR CRUDO-COCIDO (para evitar contaminación cruzada), COCINAR completamente productos de origen animal, ENFRIAR rápido y MANTENENER la cadena de frío.

INVITADA
María Claudia Degrossi
Dra. en Química con orientación en bromatología y tecnología de alimentos
Coach PCC (ICF)
@cazabacterias

Seguir leyendo