Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER
miércoles 16 de octubre, 2019
Invitado

CLAUDIO LOZANO. Pobreza e Indigencia al primer semestre del 2019.

A pocos días de las elecciones generales se conocieron los datos de pobreza e indigencia al primer semestre del 2019. Los mismos indican que el 35,4% de la población es pobre y el 7,7% indigente lo que implica que, al promediar el año, se verifican 15,9 millones de personas cuyos ingresos están por debajo de la línea de pobreza y 3,5 millones de personas que pasan hambre. Conviene precisar que esta radiografía de las condiciones de vida es previa al shock devaluatorio[1] posterior a las elecciones PASO cuyo efecto inmediato fue un traslado a precios a partir del mes de agosto de, por lo menos, diez puntos porcentuales a la tasa anual.  Es decir, lo que aquí se presenta, por más grave que resulte, todavía no constituye el verdadero piso del derrumbe social ocasionado por el paso del gobierno de Cambiemos y su aún más perniciosa salida.

Cuadro Nº1. Pobreza e Indigencia, en tasas y cantidad de personas. 1er Semestre 2019 – Total Nacional.

  Tasa Población (*)
Pobreza 35,4% 15.888.648
Indigencia 7,7% 3.456.005
Total 100% 44.883.186

(*) Nota: la población utilizada refiere a la población urbana proyecta por el Censo 2010.

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la EPH-INDEC.


[1] El precio del dólar aumentó un 26% desde el 11 de agosto al pasar del $45,4 (9/08) al $57,3 (27/09) según el TC Mayorista.

No obstante, no incluir el golpe distributivo reciente, el panorama social al llegar a la mitad del año 2019 sí contiene los efectos del proceso de ajuste que se profundizó a partir de abril del año pasado. Se observa entonces que durante el último año en el que se concentraron los efectos de la política de ajuste del gobierno de Cambiemos, la comparación semestral del período 2018-2019 da como resultado un aumento de aproximadamente 3,8 millones de personas pobres y de 1,3 millones de indigentes. La tasa de pobreza hace un año atrás era del 27,3% y la indigencia del 4,9%, con lo cual se destaca la profundización de la pobreza extrema en el proceso de deterioro de las condiciones de vida, la cual aumenta en un 57,1%. 

Cuadro Nº2. Variación interanual pobreza e indigencia, en tasas y cantidad de personas. 1º Semestre 2018 vs. 1º Semestre 2019. Total Nacional.

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la EPH-INDEC.

El promedio semestral encubre situaciones coyunturales distintas. De esta manera, la primera mitad del año es el resultado de un primer trimestre que, por una cuestión de estacionalidad en los ingresos, contenía cierto efecto de alivio con una tasa de pobreza del 34,1% y una indigencia del 7,1%; y un segundo trimestre, que estimamos en función de los resultados semestrales, ubica a los niveles de pobreza e indigencia en los valores más altos registrados durante, por lo menos, toda la gestión de Cambiemos. La tasa de pobreza alcanza el 36,7% mientras la indigencia el 8,3%. Es decir, que de marzo a junio del corriente año se verificó que la población pobre involucra a 16,5 millones de personas y la indigente, a 3,7 millones. Es decir, el segundo trimestre 2019 demuestra una situación de mayor deterioro que el promedio semestral.

Cuadro Nº3. Pobreza e Indigencia, en tasas y cantidad de personas. 2º Trimestre 2019 (**) – Total Nacional.

Conforme a la comparación anual de los segundos trimestres del período 2018-2019 se puede percibir una aceleración de las condiciones de deterioro en el caso de la población indigente, es decir en la pobreza extrema. Mientras el aumento de población pobre es de 3,6 millones al pasarse de una tasa del 29% en el segundo trimestre 2018 al 36,7% en el corriente año, la tasa de indigencia se expande en más de un +70%. La misma pasa del 4,8% al 8,3% implicando un incremento de más de 1,5 millones de personas con hambre poniendo de manifiesto el carácter estéril e insuficiente de las tibias políticas de ingresos ensayadas por el gobierno, como ha sido el adelanto anual del aumento de la AUH en el mes de marzo. 

Cuadro Nº4. Variación interanual pobreza e indigencia, en tasas y cantidad de personas. 2º Trimestre 2018 vs. 2º Trimestre 2019. Total Nacional.


Fuente: Elaboración propia en base a datos EPH-INDEC

Conviene destacar que este proceso de aceleración en el deterioro de las condiciones de vida de la población se da en el marco del acuerdo de la Argentina con el FMI.  Se observa entonces que comparando la situación actual con el primer trimestre 2018, la tasa de pobreza pasa del 25,5% a casi el 37%. Es decir, que desde la firma del acuerdo con FMI, en la Argentina hay 5,2 millones de pobres más, derrumbe social que implica que por cada persona que nace en nuestro país, nueve pasan a situación de pobreza.  
 
 
Cuadro Nº5. Variación pobreza e indigencia, en tasas y cantidad de personas. 1º Trimestre 2018 vs. 2º Trimestre 2019. Total Nacional.

Fuente:
Elaboración propia en base a datos de la EPH-INDEC.

El 36,7% de tasa de pobreza resulta ser el período más álgido hasta ahora alcanzado por la experiencia conservadora del actual gobierno. Recibió a finales del año 2015 una herencia del gobierno anterior del 29,5% de pobreza (aproximadamente[1]) que, luego de llevarla al 32% en el comienzo de su gestión producto de su debut devaluatorio, el balsámico 2017 había logrado contenerla y reducirla al 25%. No obstante esa mejora transitoria la vulnerabilidad y fragilidad social latente se combinó con un nuevo golpe devaluatorio que permitió que en tan sólo un año, el 2018, la pobreza aumentara 10 p.p. (prácticamente lo mismo que en el período anterior a la salida de la Convertibilidad, del 2000 al 2001) para desde allí comenzar un nuevo sendero de incremento de la pobreza que nos ubica en la actualidad a valores que no se observaban desde hacía más de diez años (durante el segundo trimestre 2008 la tasa de pobreza fue del 36,6%).

              En suma, durante el gobierno de los CEO´s, hasta el momento, nos deja 3,7 millones de nuevos pobres y 1,4 millones de nuevos indigentes. Es decir, que el hambre creció al mismo ritmo que el crecimiento demográfico (por cada nacido vivo hubo un indigente más) y la pobreza duplicó ese ritmo.


[1] Estos valores fueron estimados por nuestro instituto en base al comportamiento de precios e ingresos del período ya que no se dispone de información oficial.

Grafico N º 1: Evolución trimestral de la tasa de pobreza e indigencia. Período 2006-2019.


Metodología: Estimación propia sobre la base de sostener la metodología actual de la EPH – INDEC en las bases trimestrales.


[1] Estos valores fueron estimados por nuestro instituto en base al comportamiento de precios e ingresos del período ya que no se dispone de información oficial.

[1] Una cotización del dólar a futuro a diciembre 20019 de $74,16

Fuente: Elaboración propia en base EPH –INDEC.


 

Sin embargo, lejos de que el segundo trimestre haya sido el piso de crisis lo acontecido luego de las elecciones PASO permite comprenderla como un estadio intermedio en el derrotero de la vigente crisis económica, social y financiera. Así, el nuevo salto devaluatorio con una perspectiva devaluatoria latente en el corto plazo[1] por tensiones cambiarias irresueltas asociadas a una crisis de sobreendeudamiento que en el marco de un contexto de fuga de capitales es ahora atendida con algunos controles de cambio que impactan negativamente en el stock de reservas. Tasas de interés que superan el 80% que, por contener el valor del dólar, continúan confinando a la actividad productiva y la perspectiva de un nuevo golpe al mercado interno que proyecta en el mejor de los casos aumento de ingresos y salarios del 35% cuando el piso de inflación anual ya está en el orden del 50% o 55%. 

              Por lo tanto, estimamos que para el próximo semestre que culmina el año, la pobreza estará en torno al 37% como resultado de un fin de año (último trimestre) que muy probablemente se ubique entre un 39% y un 40% de pobreza.

              Existen dos rasgos adicionales de relevancia que podemos extraer de la información presentada y que se repite a lo largo de la historia del fenómeno:

  1. Por un lado, la infantilización de la pobreza. Son las generaciones más jóvenes las que sufren con crudeza el flagelo de la pobreza. Mientras a nivel general la tasa es del 35,4% para los niños y niñas menores de 14 años es del 52,6% (verificándose que más de la mitad de la población infantil es pobre) al tiempo que los adolescentes y jóvenes tiene una tasa del 42,3%. Nada menos que 5,7 chicos y chicas son pobres y 1,4 millones indigentes dando lugar a la reproducción intergeneracional de la pobreza que compromete las capacidades de las generaciones futuras para alcanzar mejores condiciones de vida acentuando así las desigualdades existentes.
  • La federalización de la pobreza y la indigencia se vuelve a observar en los recientes resultados a partir de una mayor incidencia de estas especialmente en las provincias del norte argentino.  Se observa que los aglomerados que denotan las tasas más elevadas de pobreza son: Concordia (52,9%, con más población pobre que no pobre), Gran Resistencia (46,9%), Santiago del Estero (44,8%), Salta (41,8%), Corrientes (41,4%), Tucumán y Formosa (40,1%), entre otras (ver cuadro). La indigencia por su parte afecta severamente a Gran Resistencia (15,9%), Concordia (15,4%), Corrientes (11,2%), entre otras. La Ciudad de Buenos Aires cuenta con el valor más bajo de pobreza (14,3%). Los partidos GBA, en cambio, sostienen niveles de pobreza e indigencia superiores al promedio nacional (del 39,8% y 9,1%, respectivamente).

[1] Una cotización del dólar a futuro a diciembre 2019 de $74,16

Cuadro Nº7. Pobreza e Indigencia, en tasas y poblaciones, por grupo de edad. 1º Semestre 2019.

Cuadro Nº 8. Pobreza e Indigencia, en tasas, por regiones y aglomerados. Ordenado de mayor a menor según nivel de pobreza 1º Semestre 2019.


Fuente
: Elaboración propia en base a datos de la EPH-INDEC.

Cuadro Nº 9. Pobreza e Indigencia, en tasas, por regiones y aglomerados. Ordenado de mayor a menor según nivel de indigencia 1º Semestre 2019.


Fuente
: Elaboración propia en base a datos de la EPH-INDEC.