Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 22 de junio, 2021
Invitado

Martha Wolff. Es una corte decrépita, dijo el Presidente.

CAPÍTULO SINTETIZADO  DEL LIBRO “PALABRAS MAYORES”  DE MARTHA WOLFF.              

 EN MEMORIA DEL DR. CARLOS SANTIAGO FAYT -98 AÑOS-

TESTIMONIO DEL  DR. CARLOS HIRSCHMANN: «LA LONGEVIDAD SE ENLAZA CON EL SENTIDO  DE LA VIDA QUE DEBE HONRARSE”.

“….Cuando asumió el Dr. Illia rehusó presidir la Corte, pero al llegar el Dr. Alfonsín a Presidente, después de lo que había sucedido en el país, aceptó dejando su profesión de treinta años de abogado para ser Juez. En medio de esos cambios políticos presidió la Asociación de Abogados donde, como figura en actas, dirigía las sesiones con asistentes de todas las tendencias de liberales a comunistas, en un clima de democracia adentro mientras las balas silbaban afuera por el año 1972, en pleno gobierno militar. Esa imagen le recordaba el «Poema Conjetural» de Jorge Luis Borges que comienza diciendo: «Zumban las balas». En 1983 el Dr. Raúl Alfonsín, Presidente y el Dr. Carlos Alconada Aramburú, Ministro de Educación y Justicia lo nombran Juez de la Corte Suprema. Su relación con Alfonsín era de cuando ambos habían firmado Habeas Corpus durante la dictadura. El Dr. Fayt fue un Juez ejemplar en cuanto a la independencia de criterios, siempre con propuestas jurídicas de avanzada con respecto a todos los demás. También quiero destacar su ironía magistral de haber cambiado su pasión por el ajedrez para estudiar Derecho. En su vida pública, muchas veces actuó como un jugador de ajedrez al que siempre le tocaba jugar con las piezas negras, otros tenían la iniciativa, pero él se defendía y contraatacaba a veces con ironía. Se divertía con sus comparaciones por su actividad pública a un tablero de ajedrez. Recuerdo en especial su manejo de la ironía cuando fue agredido por la ex presidenta al decir que era un juez casi centenario, como si esto fuera algo peyorativo. Él reaccionó de una manera única. Le pidió a su chofer que recibiera a los periodistas en la planta baja de su edificio y les transmitiera esta frase: «Los hechos son sagrados, la opinión es libre». El hecho sagrado era que siendo casi centenario era miembro de la Corte y mientras sus fuerzas se lo permitieran lo iba a seguir siendo. Esa ironía la hizo como respuesta a quien no se había comportado como debía hacerlo un Jefe del Estado. Por el trato que se le había dado a un hombre muy mayor como él preguntaba: ¿Pero qué es lo que quieren, que aparezca en la Corte con barba y bastón? El Dr. Carlos Santiago Fayt falleció el 22 de noviembre del 2016. Presentó la renuncia en septiembre del 2015 y fue aceptada por la ex presidenta sin agradecerle los servicios prestados, siendo efectiva a partir del 11 de diciembre con el nuevo gobierno. Como fue un hombre de avanzada, renunció y no lo renunciaron por su edad como quiso el gobierno anterior al actual. Nació en febrero de 1918 y cumpliría cien años.”

AGRESIONES AL DR. FAYT -2013 AL 2015- Desde abril del 2013 hasta junio del 2015 las agresiones al Dr. Fayt se fueron sumando: – El presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria Miguel Pichetto manifestó: «Tiene el cargo de vitalicio. Miren si será vitalicio que hay jueces que tienen edad interminable, ojalá vivan muchos años más». – Cristina Kirchner Jefa de Estado en el año 2013: «Cuando mencioné el origen político de algunos integrantes de la Corte Suprema de Justicia se me olvidó nada más y nada menos… el casi centenario miembro de la Corte, que pertenece al histórico y también centenario Partido Socialista…». – En el programa «6,7,8» de la televisión abierta se opinó: «Recordemos que un juez de la Corte no puede tener más de 75 años, sin embargo Juez de la Corte Carlos Fayt de 95 años y Enrique Petracchi de 78 años.» – Víctor Hugo Morales en Radio Continental habló de40 edades, falsos parentescos y gerontocracia: «Cuando uno se queda demasiado tiempo en un sitio ¿no hay otro que lo pueda hacer?» – Una crónica de un suceso de «Justicia Legítima» realizado el 27 de junio del 2013, en la Plaza Lavalle, donde los organizadores exhibieron una teatralización a la que se denominó «perfomance». Se caricaturizaba a un magistrado por su longevidad, con una peluca blanca, recibiendo plumerazos en sus hombros y limpiando sus escupitajos con un expediente. En este episodio participaron oradores y organizadores de magistrados del Poder Judicial de la Nación y del Ministro Público Fiscal aludiéndose a un «cambio cultural». – Se acentuó la escalada a fines del 2014 con notas periodísticas: «La salud de Fayt una amenaza para la Corte Suprema» de Roberto Navarro en el sitio «El Destape»… – Del diputado oficialista Carlos Raimundi que presentó ante la Comisión de Juicio Político una investigación para analizar si estaban dadas o no las condiciones para promover un juicio político al Dr. Fayt por mal desempeño o inhabilidad para ejercer las funciones a su cargo. – También el entonces senador nacional por la Provincia de Buenos Aires Dr. Aníbal Fernández efectuó una presentación en su blog ante la Comisión de Juicio Político de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación en la que aparecía un sobreimpreso que decía: «DR. FAYT… ¿SIGUE SIENDO IDÓNEO? – Otro artículo «Un corte a la Corte» de Horacio Verbitsky en el diario Página 12 del 2015 decía: «Carlos Fayt cumplió noventa y siete años pero es dudoso que lo sepa, rara vez asiste a la Corte y la bruma avanza sobre él. La inhabilidad de Fayt se hace inocultable pese al actual sigilo sobre su estado». Continuó con sus denigraciones al afirmar que: «Dado el deterioro cognitivo, Fayt no está en condiciones de estudiar ningún expediente, tarea que delega en sus colaboradores» y hubo mucho más como ¿Murió Fayt…? – Hebe de Bonafini lo trató de momia. Luego hubo reuniones secretas para destituirlo y demás justificaciones y ofensas. Margarita Escribano, su esposa, agregó a las ofensas recibidas: «Fayt conocía y se informaba diariamente de todos estos agravios, pero ante la más mínima sugerencia de sus allegados para no seguir soportándolos y poner en riesgo su prestigio intelectual y humano de inmediato contestaba: «Un juez no se deja amedrentar, ni se retira ni deja su cargo por presiones de cualquier tipo o amenazas de juicio político. Un juez independiente guarda su señorío y decisión propia y se retira cuando su libre voluntad se lo dicta». ¡Así lo afirmó siempre y así lo cumplió!

INVITADA
Martha Wolff
Periodista y escritora

EN ESTA NOTA: Martha Wolff Wolff Martha