Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER
domingo 22 de septiembre, 2019
Invitado

MARTHA WOLFF. La esvástica y fotos de Hitler en botellas de vino.

En el mundo de los negocios el marketing es el proceso social y administrativo por el cual los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios.  Y busqué esta definición porque acabo de recibir un video filmado en Italia por un alemán entrando a un supermercado Top Market. Ya adentro con su cámara en mano, filma la sección vinos en los que en diferentes estanterías hay botellas con etiquetas de diferentes fotos de Hitler. Es decir que agotada la creatividad para diseñar nada mejor que revivir al Führer en las fotos que lo hicieron famoso para estimular el consumo por imposición de su imagen. Y en la oferta y la demanda debe de haber nazis encubiertos o declarados que compran esos vinos para seguir brindando por él. También está de moda imprimir el rostro de otros líderes nefastos para su consumo forma comercialde difusión ideológica más parecido a una propaganda de mal gusto que la de un comercio.

Es que en la oferta y la demanda el símbolo de la cruz gamada sigue vigente porque parecería al igual que las etiquetas mencionadas la creatividad está agotada. Siguen las pintadas, los graffittis, los diseños de remeras, etc. para decorar. Hace unos días también recibí la publicidad de Amazon.com, Inc. de Francia que estampaba a pedido la foto de soldados nazis que ejecutan a judíos, al borde de un pozo que ellos mismos tuvieron que cavar durante la Segunda Guerra, cuando avanzaban hacia el Este. Y así a diario se reciben nuevas propuestas de venta con ese símbolo  que en fue usada como entre los hindúes hace miles de años.

La esvástica se menciona por primera vez en los Vedas las escrituras sagradas del hinduismo más primitivo), pero su uso se traslada a otras religiones de la India, como el budismo y el yainismo, algunos autores esto demuestra que el símbolo no fue creado en esta era, sino aproximadamente en el Siglo V a.C., e incluso pudo haber sido anterior. Aunque los visnuistas dicen que la esvástica está eternamente dibujada en una de las cuatro manos del dios Visnú.

Cuando estuve en la India me chocaba ver ese símbolo, pero me llamó la atención que estaba dibujado con los brazos hacia la izquierda y  la explicación fue que representantes de Hitler al ver eso que  proviene del idioma sánscrito, que literalmente significa «muy auspicioso» y también felizmente, con «éxito, buena suerte, éxito, prosperidad»,  lo copiaron pero reflejado en el agua.  Así la esvástica o cruz gamada que los nazis «resucitaron» es una cruz de cuatro brazos iguales y provistos de una prolongación en ángulo recto, o en arco que sugiere un movimiento rotativo y representan el yin y el yan, principio filosófico y religioso de dos fuerzas opuestas complementarias esenciales en el universo: el yin, asociado a lo femenino, la oscuridad, la pasividad y la tierra; y el yang, vinculado a lo masculino, la luz, lo activo y el cielo. Nada que ver con el fin de pertenencia a un partido de la discriminación y de la muerte. Y creo que lo adoptaron por ser tan milenario como ellos creyeron que iban a serlo.

 Durante el siglo XIX, distintas corrientes nacionalistas empezaron a desarrollar una teoría basada en las similitudes del alemán con el sánscrito, lo que les llevó a deducir que las culturas de la zona del río Indo y la alemana tenían  conexión. Además descubrieron objetos de tribus nómadas arias en excavaciones arqueológicas con esvásticas grabadas en ellos. De este modo la creencia entre los grupos nacionalistas alemanes fue que debió existir una raza originaria de la región de Eurasia —a la que llamaron “raza aria”— que dio origen al pueblo  alemán  y que tenían como emblema la esvástica.  Emblema que está rediseñados  en las botellas del vino  hitlerista. Todo esto en el país en el que Mussolini fue su aliado y que es sinónimo de partidismo judeofóbico y muerte.

Indudablemente el mundo del estampado tanto en remeras como en objetos es un submundo de publicidad de dichos, lugares del mundo, de ídolos, de creatividad artística y de impresión de slogans y política, y faltaba en plaza el vino, tazones y otros adminículos de uno de los más grandes asesinos de la Historia.

Invitada
Martha Wolff
Periodista y escritora

EN ESTA NOTA: Martha Wolff Wolff Martha