Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 26 de febrero, 2021
Lo Que Hay Que Saber

33 mujeres asesinadas en enero. 27 pibes perdieron a sus mamás.

Informe de «Observatorio ahora si que nos ven».


Inicio:01/01/2021 Fin:31/01/2021

AHORA QUE SI NOS VEN es un observatorio de las violencias de género. El objetivo es visibilizar la magnitud del femicidio y la violencia de género en nuestro país. El informe publicado es el 1ero de 2021.

33 femicidios fueron cometidos del 1 y el 31 de enero de 2021.

▪️1 femicidio cada 23 horas en enero

▪️24 intentos de femicidio entre el 1 y el 31 de enero de 2021

▪️El 66,7% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las víctimas

▪️El 36,4% de los femicidios ocurrió en la vivienda de la víctima

▪️Al menos 27 niñes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en enero de 2021

En el 2021 la violencia machista sigue presente. El registro de femicidios realizado por el observatorio del 1 al 31 de enero de 2021 arroja que hubo 33 femicidios. Al mismo tiempo, hubo 24 intentos de femicidio en el primer mes del año, una cifra que alarma y que es necesaria para tomar real magnitud de que el femicidio es la punta del iceberg de una cadena de violencias previas, como lo es la tentativa.

Respecto del lugar en el que ocurrieron los femicidios y las tentativas, observamos que en el 38,6% de los casos ocurrió en la vivienda de la víctima y que en el 33,3% en la vivienda que la víctima compartía con el agresor. En cuanto al vínculo con el femicida, en el 42,1% el agresor era la pareja de la víctima y en el 36,8% la ex pareja. Estos datos rompen con el mito del callejón oscuro y el agresor desconocido como escenarios donde se dan los asesinatos por razones de género. Aquellos que afirman amar a las víctimas son quienes las asesinan y en muchos casos las víctimas se encuentran conviviendo con su agresor.

En este contexto en que ocurre un femicidio cada 23 horas continuamos viendo con preocupación la actuación y, en ocasiones, la omisión de la Justicia y las Fuerzas de Seguridad. Del total de femicidios y tentativas (57), 6 víctimas habían realizado al menos una denuncia previa y sólo 3 tenían medidas de protección, y sin embargo las asesinaron o tuvieron la libertad para intentarlo. Tal como venimos resaltando, para erradicar la violencia machista y prevenir los femicidios es vital el compromiso de lxs actores del Poder Judicial y de la Policía y su formación en perspectiva de género. El hecho de que sólo 1 de cada 10 víctimas haya realizado una denuncia refleja la complejidad que implica salir de una situación de violencia y romper ese círculo de miedo, pero también manifiesta el descreimiento en las instituciones que deben protegernos debido a la revictimización que viven mujeres y disidencias a diario cuando deben recurrir a estas. Asimismo, en 3 femicidios el agresor pertenecía a una fuerza de seguridad: 2 eran militares y 1 policía. En este sentido, no sólo es fundamental la formación en perspectiva de género en las fuerzas para atender a las víctimas, también es vital para tomar decisiones como retirar el arma reglamentaria a miembros de las fuerzas que tengan denuncias de violencia machista.

Por último, este año desde el observatorio comenzamos a registrar los casos de transfemicidios y travesticidios ocurridos en el país. Entre el 1 y el 31 enero se relevaron dos trans/travesticidios. ¿Esta cifra implica que no ocurren trasfemicidios y travesticidios? Definitivamente no. Los asesinatos por razones de género a diversidades sexo genéricas están presentes en nuestro país, pero los medios de comunicación invisibilizan a estas víctimas de la violencia machista. Con esta subrrepresentación, medios, comunicadorxs y periodistas vuelven a violentar a personas trans y travestis al no nombrarlas, no valorar su vida y al justificar sus asesinatos asociándolos a actividades delictivas y no a crímenes de odio, como lo que son.

Entendemos que la violencia machista no se erradica de la noche a la mañana, pero es necesario el compromiso de todxs para transformar esta sociedad machista en una igualitaria. En un escenario mediático en que los puestos de mayor visibilidad y decisión son ocupados por varones cis y machistas se seguirán reproduciendo estereotipos de género que sostienen y avalan la base de los femicidios y trans/travesticidios. Desde los discursos y mensajes mediáticos se construye sentido y se ejerce violencia, por ello es urgente que se rompa el pacto mediático patriarcal. Exigimos la pronta aprobación de la Ley de Equidad en Medios para tener una mirada de género transversal en los medios de comunicación, así como la participación de otras voces y corporalidades desde la interseccionalidad.