Santo en la Web y en la Red

14 de junio, 2024

Betina Kraus. Escuela de oficios en Alemania.

La educación en la República Federal de Alemania es admirada a nivel mundial no sólo por su buen nivel general, sino que a su vez tiene particularidades importantes que facilita las especializaciones y la salida laboral.

Alemania se divide en estados que equivaldrían a nuestras provincias y cada estado tiene su plan de estudio y son independientes del gobierno nacional alemán.

Se comienza la escolaridad a los 6 años y la primaria “Grundschule” tiene una duración de 4 años salvo en 2 estados que son 6 años. Luego se decide si el alumno sigue la “Mittelschule” o “Realschule” que sería como nuestra secundaria que va desde los 10 a los 16 años o el “Gymnasium” que es para lograr el “Abitur” para poder ingresar a la Universidad.

Lo diferencial y muy valorado es la “Berufsschule” que sería la escuela de oficio, la cual es optativa al terminar la escuela secundaria. Esta escuela de oficio es dual que significa una combinación de estudio con trabajo “In situ” en una empresa o rubro para esa especialidad.

Según el oficio elegido tiene una duración de 2 a 3 años ( en algunos casos 3 años y medio) y es posible para todos lo que la elijan. El objetivo de la formación profesional es impartir las habilidades y calificaciones necesarias para realizar un trabajo específico en un mundo laboral cambiante.

También debe proporcionar la experiencia profesional necesaria. Se realiza un contrato de formación profesional con el alumno. La especialización consiste en 3 o 4 días de formación en la empresa y hasta 2 días en la escuela profesional. Las empresas cubren los costos de la formación interna y pagan al alumno una asignación de formación. El importe de la remuneración aumenta con cada año de formación y, en promedio, ronda un tercio del salario inicial de un especialista capacitado.

Durante la formación, los alumnos normalmente deben asistir a una escuela vocacional y son liberados de la empresa para hacerlo. La asistencia a la escuela es gratuita para los alumnos. Los exámenes son intermedios y el final, al terminar la especialización, hay un examen final donde se evalúa lo teórico y lo práctico de toda la carrera. Hay hasta 330 especialidades. La transición es fluida de la escuela a la vida laboral, con un alto nivel de aceptación social y excelente empleabilidad de los graduados. Son factores claves de éxito de la formación dual y cuenta con mucha admiración internacional. La escuela de oficios alemana es reconocida en toda la Comunidad Europea o sea que están habilitados en ejercerla en la misma. Mientras que si otros países de la Comunidad quieren ejercer su especialidad en Alemania no está reconocido ya que no hay este sistema de estudio.

Por último, está el “Abitur”. Es el ingreso a la Universidad que actualmente está bastante controvertido. La mejor nota es un 1 y la peor es un 6. Según la nota final se puede o no elegir una carrera universitaria. El 20 % de los requerimientos para una carrera se elige por la nota o sea “Numerus clausus”, que sería el primer procedimiento. El siguiente 20 % es por lista de espera que es hasta 7 semestres. El 60 % restante las universidades utilizan su propio sistema de selección. Hay muchas controversias con este tema, pero generalmente tienen en cuenta la motivación, la idoneidad personal y la formación social y profesional al realizar su selección. Por ejemplo, para seguir la carrera de medicina la nota final a alcanzar por “Numerus clausus” suele ser entre 1 y 1,2. Para estudiar Administración de Empresas el promedio de notas requerido es entre 1,5 y 2,5.

El sistema de oficios es un buen ejemplo a seguir para la Argentina que viene. Actualmente sos universitario exitoso o no, y luego viene una zona indefinida de oficios sin una especialización concreta y abalada. Es un buen camino para mejorar el sistema de salida laboral que tanto necesitamos.

Seguir leyendo