Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 28 de septiembre, 2021
Policiales

1 muerto y un herido. Pelea entre vecinos. Consumían estupefacientes y alcohol.

La víctima fatal recibió un balazo en el cuello. Había atacado a otro hombre con una sevillana provocándole varios cortes.

Un hombre de 32 años fue asesinado de un disparo en el cuello y otro resultó herido tras una pelea vecinal en Quilmes Oeste.

El hecho ocurrió en el cruce de calle 812 y Camino General Belgrano, donde se produjo una pelea entre vecinos.

Personal de la comisaría 5ta. de Quilmes Oeste fueron alertados de lo sucedido, por lo que se trasladaron hasta el lugar.

Al llegar, los efectivos hallaron a 2 hombres tendidos en el suelo, uno de ellos con heridas de arma blanca en la espalda y el tórax, y al otro ya fallecido, con un disparo de arma de fuego a la altura del cuello.

A partir de lo relatado por los testigos, los policías lograron establecer que, momento antes, las víctimas se encontraban junto a un grupo de personas consumiendo bebidas alcohólicas y estupefacientes cuando se produjo la pelea en plena vía pública.

Durante el enfrentamiento, la víctima fatal Marcelo Damián Ferreira (32), extrajo una sevillana, atacó a puñaladas a otro hombre y, sorprendido por un tercero que intervino en la disputa, recibió un disparo que impactó en la zona del cuello.

En la causa intervino la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1, a cargo de Ariel Rivas, del Departamento Judicial de Quilmes, quien dispuso se labren actuaciones por el delito de «homicidio» y que se realicen el relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona.

Los efectivos del Grupo Táctico Operativo (GTO) de dicha jurisdicción, en forma conjunta con personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) del Gabinete de Homicidios procedieron a recolectar datos en el lugar del hecho y, a partir de la información obtenida, identificaron cinco domicilios donde podían ubicar al principal sospechoso del crimen y a un posible cómplice.

El fiscal que intervino en la causa autorizó cinco allanamientos en la mencionada localidad y, tras los operativos, los efectivos lograron a aprehender a un sospechoso, identificado por la policía como Eduardo Oscar Zaracho (23), quien quedó a disposición de la justicia por ser considerado partícipe necesario en el hecho.

Los policías continuaban trabajando para dar con el paradero del presunto autor del hecho, conocido en la zona como «Dylan»,