Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 26 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

10 puñaladas en el cuello. Abusada sexualmente. Tenía 11 años.

Sospechan de un primo de la nena.

Una nena de 11 años que salió de su casa tras celebrar el Año Nuevo fue encontrada abusada sexualmente y asesinada de 10 puñaladas en el cuello en un descampado de la localidad sanjuanina de Media Agua.

La víctima fue identificada como Yoselín Ailén Rodríguez (11), quien residía junto con su familia en una zona vulnerable de cinco viviendas ubicadas en dicha localidad cabecera del Departamento de Sarmiento, uno 60 kilómetros al sur de la capital de la provincia de San Juan.

El cuerpo de la niña fue hallado por una de sus primas en una zona descampada, ubicada en la calle Quiroga y la Ruta 40, a unos 100 metros de su vivienda.

La menor presentaba signos de abuso sexual y varias puñaladas, al tiempo que a unos 50 metros del cuerpo se halló una cuchilla enterrada entre los pastizales que se cree es el arma homicida.

Todo comenzó tras la celebración del Año Nuevo cuando la niña se fue a dormir a la casa de una de sus primas.

Otras primas fueron a buscar a Yoselín a su casa, pero su padre les dijo que se había ido a dormir a lo de su hermano -tío de la menor-, pero al llegar a la vivienda ella ya no estaba.

Luego de varias horas de búsqueda, la niña fue hallada asesinada.

A través de testimonios de testigos, dos mujeres -también familiares de la menor- vieron cerca de las 7 de la mañana a uno de sus primos, identificado como Juan Carlos Rodríguez (24), caminar nervioso y con tierra en sus prendas.

El fiscal Grassi solicitó un allanamiento de urgencia a las viviendas de la zona y la aprehensión de Rodríguez.

En un domicilio situado a 800 metros de la escena del crimen, hallaron una mochila con ropa ensangrentada, propiedad del joven.

Según se pudo establecer, el joven detenido había regresado hacía unos cuatros meses a San Juan desde la provincia de Buenos Aires, adonde había ido para realizar «algunas changas».

Los investigadores creen que ingresó a la vivienda donde dormía la menor, la alzó y le tapó la boca hasta llevarla al lugar donde finalmente abusó sexualmente de ella y la asesinó.

La autopsia estableció que la menor fue abusada y asesinada de 10 puñaladas en el cuello.