Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 22 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

132 kilos de cocaína. Los arrojaron desde una camioneta a un campo.

4 detenidos de la banda narco instalada en el barrio 1-11-14. La jefa es una mujer boliviana junto con uno de sus hijos

Unos 130 kilos de cocaína fueron secuestrados tras ser arrojados en paracaídas desde un avioneta a un campo de Pergamino y cuatro personas quedaron detenidas como sospechosas de traficar la droga en la zona del Bajo Flores.

La investigación arrancó sobre una banda dedicada a la comercialización de cocaína por parte de ciudadanos argentinos y bolivianos, domiciliados en el barrio 1-11-14 del Bajo Flores porteño.

La organización utilizaba como medio de transporte la vía aérea y traía la droga desde Bolivia a bordo de una avioneta para finalmente ser arrojada en zonas rurales, con previo acuerdo de los dueños de los campos.

Tras las intervenciones de 10 líneas telefónicas y tareas de campo, los investigadores identificaron a los cabecillas de la banda, una ciudadana de 47 años oriunda del país vecino, y a uno de sus hijos, junto a otros integrantes secundarios.

La Policía montó vigilancias encubiertas entre los maizales de un campo de la localidad de Rancagua, en Pergamino, durante varias noches, debido a que se tenía conocimiento que viajaría una aeronave, pero por las condiciones climáticas no se estaba realizando el trayecto.

Los efectivos que estaban apostados hoy observaron pasar la avioneta en cuatro oportunidades, hasta que arrojaron cuatro bultos de grandes dimensiones con paracaídas.

En ese momento, ya se encontraban también los investigados, quienes en ningún momento se percataron de la presencia policial y al acercarse a recogerlos fueron detenidos la presunta líder, dos jóvenes de 18 y 23 años y un ciudadano brasileño de 33.

El personal comprobó que dentro de los bultos había un total 132 kilos de cocaína distribuidos en «panes», valuados en unos 790.000 dólares.

Se secuestró dos camionetas Volkswagen Amarok, cuatro celulares y cuatro handys.