Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 21 de enero, 2021
Policiales

2 descuartizados. «Fijate como los voy a cortar en pedazos».

Sospechan una venganza ‘narco’. Los tenían antecedentes delictivos.

La Justicia rosarina intenta determinar si los 2 hombres hallados descuartizados en 3 contenedores en la ciudad de Rosario fueron víctimas de una venganza narco.

Se investiga un audio que un preso en una causa por tráfico de drogas le envió a su cuñado, en el que dice que va a usar una motosierra contra sus contendientes y agrega: «fijate cómo los voy a cortar en pedazos».

Los investigadores identificaron a las víctimas como Jorge David Giménez (29) y Víctor Martín Baralis (44), cuyos cadáveres descuartizados fueron encontrados distribuidos en 3 contenedores de residuos.

Giménez tenía antecedentes por drogas y Baralis por amenazas y portación ilegítima de arma de fuego, mientras que la autopsia determinó que el último había recibido un disparo en la cabeza.

El vocero de la Fiscalía Regional Rosario, Sebastián Carranza, aseguró que ambos hombres asesinados «se conocían, andaban juntos y se frecuentaban” y agregó que “se libraron actuaciones para conocer el origen de esa relación entre ambos y las posibles vinculaciones con organizaciones delictivas”.

Originaria de la Villa Flamarión, en la zona sur de Rosario, la banda narco de “Los Gorditos” expandió su alcance hasta la localidad de San Lorenzo, 35 kilómetros al norte de esta ciudad.

Según los fiscales, “esta organización criminal procuró ocupar sectores de la ciudad de San Lorenzo y excluir de allí a otras bandas antagónicas”, lo que explica tres homicidios ocurridos este año en una disputa narco.

“Para llevar a cabo ese objetivo los integrantes de la asociación cometieron diversos delitos, entre otros, la sustracción de vehículos, robos a viviendas, homicidios, lesiones, atentados contra las personas, amenazas y venta de estupefacientes”, señalaron en la acusación.

Y recordaron que “contaron con la connivencia de algunas personas integrantes de la Gendarmería Nacional y de la Policía de la Provincia de Santa Fe, que con su accionar al menos facilitaron la comisión de delitos”.