Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 18 de septiembre, 2020
Policiales

2 MUERTOS EN ESCAPE FATAL. Evadieron control y chocaron con un patrullero.

Los familiares reclaman Justicia.

Dos jóvenes que iban en una moto murieron tras chocar con un patrullero luego de una persecución cuando intentaron identificarlos para saber si tenían permiso de circulación para la cuarentena en San Nicolás.

Familiares y amigos se movilizarán el lunes en reclamo de Justicia.

Ezequiel Corbalán, de 30 años, y Ulises Rial, de 25 años, iban a bordo de una moto Corven 150 cilindradas.

Según los investigación, todo comenzó cuando efectivos que se desplazaban en un patrullero quisieron identificarlos a raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Corbalán aceleró rápidamente y comenzó un operativo cerrojo tras irradiar un alerta.

La persecución duró algunas cuadras, hasta las calles Carbajo y Piaggio del barrio San Martín.

Allí un patrullero que venía de frente chocó a la moto en la parte izquierda y ambos jóvenes, que no tenían el casco puesto, cayeron contra el asfalto.

Rial murió casi en el acto como consecuencia de las lesiones sufridas.

Corbalán quedó internado en grave estado en un hospital local pero días después también falleció.

«Mi hermano vivía en Villa Constitución (Santa Fe) y trabajaba en una cadetería, tenía un permiso para circular con el que habrá pasado para San Nicolás con su amigo», contó Brian Corbalán.

El joven relató que habían estado «tomando mate» en la casa de la madre de Rial y en la madrugada del 1 de junio salieron en la moto, aunque no sabe por qué motivo.

«Mi hermano se quiso escapar para que no le saquen la moto, entraron en el barrio y lo interceptó el auto», dijo Brian .

«El patrullero venía con las luces apagadas», sostuvo..

«Quiero aclarar que mi hermano no era ningún chorro, trabajaba, era un pibe como cualquiera que tomaba una cerveza o fumaba un ‘faso’ pero él no estaba robando ni en algo ilegal, solamente estaba incumpliendo la cuarentena», aseguró Brian.

Al respecto, los voceros confirmaron que los jóvenes no estaban armados y que la persecución comenzó cuando quisieron identificarlos por incumplir el aislamiento.