Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de julio, 2021
Policiales

400 kilos de cocaína. Estaban en 396 «panes» ocultos en un auto de alta gama.

Banda superpoderosa. 30 vehículos, 3 inmuebles y una embarcación náutica. 11 allanamientos y 5 detenidos.

Cinco miembros de una banda narco fueron detenidos en la ciudad santafesina de Villa Gobernador Gálvez con casi 400 kilos de cocaína de máxima pureza guardados en un automóvil BMW X5.

El procedimiento es considerado “histórico por el volumen” de droga incautada.

La investigación se inició hace un año y medio y derivó en 11 allanamientos realizados por efectivos de la Policía Federal en el Gran Rosario, en los que fue secuestrada la droga y detenidos 5 miembros de la organización criminal, entre ellos su jefe.

También serán acusados por presunto lavado de dinero, atento a que la organización compraba y vendía dólares y administraba un gran volumen de vehículos.

La investigación comenzó con la comprobación, por parte de la Gendarmería Nacional, de un envío de cocaína al país en forma aérea que fue dejado en un campo de la localidad santafesina de Larrechea, como parte de las tareas de una banda que participaba del “tráfico ilícito internacional de estupefacientes”.

La investigación incluyó seguimientos y escuchas telefónicas, esta madrugada se realizó el secuestro de la droga en una vivienda de Villa Gobernador Gálvez.

La droga estaba guardada en un vehículo de alta gama, un BMW X5, y una vez asegurado el secuestro se realizaron otros 10 allanamientos en Rosario, General Lagos, Arroyo Seco y Arbarello, en los que fueron detenidos los cinco miembros de la banda investigados por el fiscal Rodríguez.

Además del comercio de estupefacientes, la Fiscalía también investiga a la banda por lavado de activos mediante la compra-venta de divisas estadounidenses y de vehículos de alta gama.

El fiscal Rodríguez acusará a los detenidos por lavado de activos a partir de la detección en la pesquisa de 30 vehículos, 3 inmuebles y una embarcación náutica.

La delegación Rosario de la PFA secuestró 369 panes de cocaína, por un peso aproximado de 400 kilos, envueltos en papel celeste o blanco, los primeros con un sello de corona y los segundos de paloma, que refieren a la pureza de la sustancia.

El jefe de la División Antidrogas de la PFA en Rosario, Raúl Hirsch, dijo sobre el estupefaciente incautado que “es una cantidad que excedería al mercado local” porque “procesar este volumen en el mercado local es bastante difícil”, de modo que estimó que una parte de la cocaína tenía como destino otros puntos del país.