Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 28 de octubre, 2021
Policiales

«5 minutos de bala y bala». Policía herido de bala en ambas piernas. Tiroteo con 12 delincuentes. Se dispararon más de 50 proyectiles.

Acompañaba al dueño de un frigorífico a hacer un depósito en un banco. Sospecha de un entrenador.

Un efectivo de la policía de la provincia de Buenos Aires resultó herido de bala en ambas piernas al tirotearse con una banda de 12 delincuentes armados que se movilizaban en 4 vehículos e intentaron robarle a un amigo, a quien acompañaba a depositar dinero a un banco en Isidro Casanova, partido de La Matanza.

El hecho fue en la calle Madrid al 3300, casi esquina Balbastro cuando el dueño de un frigorífico de la zona, Pablo Encina (51), iba por Madrid a bordo de un Fiat Mobi y junto a un amigo suyo, un suboficial mayor de la fuerza que estaba de franco y vestido de civil, que lo acompañaba a depositar dinero en un banco.

En esas circunstancias, el auto fue interceptado por una Volkswagen Tiguan de color gris.

«Me corta el paso y doy marcha atrás y ahí viene un Citroën C4 que me pega en el costado. Me subo a la vereda con el Fiat Mobi y nos empezaron a tirar», relató a Todo Noticias (TN) Encina, quien sufrió un roce de bala en la pierna derecha.

«Hice media cuadra más y se paró el auto», continuó la víctima, quien dijo que de la Tiguan descendieron «cuatro delincuentes» y que, además, había otros cuatro en el C4 y otro tanto en dos motos.

«Había dos en cada moto, con ropa policial», indicó Encina y señaló que, para resistirse al asalto, su «amigo se bajó del auto y les empezó a disparar también».

Según la víctima, fueron «más de cincuenta disparos», unos «cinco minutos de bala y bala».

Para él no se trató de «un robo al voleo» sino que los delincuentes fueron «a matar», por lo que él trató de escapar «para sobrevivir».

A raíz del tiroteo, el suboficial mayor resultó herido de bala en ambas piernas, por lo que fue trasladado al Hospital Paroissien de la vecina San Justo, donde quedó internado fuera de peligro.

Los delincuentes escaparon sin concretar el robo.