Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 26 de febrero, 2021
Policiales

6 puñaladas. Lo ataron y golpearon. Asesinado por una escritura.

2 hombres y una mujer quedaron grabados por una cámara se seguridad.

Un hombre de 45 años fue asesinado a puñaladas en una casa de Rosario por 3 personas que quedaron grabadas por una cámara de seguridad y el móvil del crimen estaría vinculado a la venta de una propiedad.

En la calle Mendoza 4622 se halló el cuerpo maniatado y apuñalado de Fabián Norberto Iunnisi, de 45 años.

El fiscal que investiga el homicidio, Adrián Spelta, dijo que se trató de «un intento de robo, de sustracción de alguno elementos de la casa del que participaron tres personas».

«Ante la negativa de parte de morador de entregar los elementos solicitados, le provocan la muerte mediante armas blancas y algunos golpes», agregó.

La madre de la víctima fue testigo del hecho y declaró que «le solicitaban la escritura de la única propiedad que tenían, que era en zona norte», dijo Spelta.

El fiscal añadió que «se hicieron allanamientos en el lugar y se detuvo a una persona que podría tener relación con el hecho».

2 hombres y una mujer llegaron a la vivienda de la víctima.

Iunnisi las hizo pasar voluntariamente y una vez adentro las 3 personas encerraron a la madre de la víctima en el baño y le reclamaron, según su testimonio, la escritura de otra propiedad que el hombre poseía en la zona norte de Rosario.

Esa casa estaba alquilada a una persona que, a su vez, la subalquiló a terceros, precisó el fiscal.

De acuerdo al médico policial, la víctima recibió 6 puñaladas a la altura del tórax y sus manos mostraban heridas defensivas.

El fiscal sostuvo en conferencia de prensa que «no falta nada en la casa» y agregó que los agresores «pretendían que les den una escritura y habían acordado un encuentro para eso».

Según las primeras averiguaciones, ese objetivo «se vio frustrado porque (la víctima) no tenía la escritura en su poder sino que tenía una copia, y a raíz de eso comienzan las agresiones».