Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de octubre, 2020
Policiales

900 mil balas que no aparecen. Investigación en la Policía de Santa Fe.

También se presume que hay maniobras de alquiler de armas.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe investiga el destino de casi 900 mil municiones compradas por la Policía en 2018 que no están registradas en el stock de la fuerza.

A la vez que busca mejorar los controles sobre las armas estatales que, en algunas investigaciones, aparecieron «alquiladas» a bandas criminales y cuyo uso explica la mayoría de los asesinatos.

En 2017 el Gobierno provincial inició una licitación para la adquisición de municiones, entre ellas un millón de calibre 9 milímetros, que ganó Fabricaciones Militares (FM).

En abril de 2018 FM preguntó en un expediente a la Policía si habían recibido el material, y la institución avaló por escrito la recepción de esas balas que utiliza la fuerza de seguridad.

El inventario realizado dio como resultado que quedaban 102.118 municiones 9 milímetros en manos de la Policía.

El Ministerio inició una investigación que está en vía administrativa para que los responsables de la custodia de las municiones brinden explicaciones.

El uso de armas de fuego en hechos violentos y homicidios en la provincia, y especialmente en la ciudad de Rosario, constituye uno de los «grandes problemas» que explican los niveles de asesinatos y enfrentamientos.

Según un informe del Ministerio Público de la Acusación (MPA), en el 73 por ciento de los asesinatos ocurridos en Rosario se emplearon armas de fuego.

Eran de personal policial «que estaban en carpeta médica y cuando hicimos la inspección las armas no estaban y no tenían forma de explicarlo», explicó Sappietro, el cual dijo que presumen que «hay maniobras de alquiler de armas».

A principios de junio del jefe de la seccional 7ma. de la localidad de San Lorenzo, Raúl Fleitas fue imputado por abastecer de armas a un eslabón de la narcobanda rosarina «Los Monos».

Al realizar un arqueo en la Armería de la Policía, encontraron 5.300 armas que habían sido secuestradas y utilizadas como evidencia en procesos judiciales.

Entre 2017 y 2019 la Policía denunció el extravío de 502 armas reglamentarias.