Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 16 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Abusada durante 2 días. Una foto fue clave para que la policía la encontrara.

Había conocido a su agresor en un boliche.

El hombre detenido como acusado de haber mantenido cautiva 2 días y abusado sexualmente de una mujer, a la que había conocido en un boliche de Rosario, será sometido a una audiencia imputativa en la que se presentará como prueba clave una foto que la víctima se sacó con él, le envió a una amiga como resguardo.

La audiencia donde se le imputarán los cargos al acusado, de 56 años, se realizará en el Centro de Justicia Penal de Rosario y la acusación estará a cargo de la fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Noelia Riccardi.

El hombre fue detenido en su vivienda de localidad de Roldán, acusado de haber privado de la libertad y violado durante el fin de semana a una mujer de 30 años a la que conoció el viernes a la noche en un boliche ubicado sobre la calle San Nicolás al 2200.

De acuerdo a la denuncia de la víctima, el hombre se habría ofrecido a llevarla hasta su casa de la zona sur de Rosario, aunque presuntamente bajo engaños la trasladó a la de él, en la localidad de Roldán.

Allí la retuvo contra su voluntad y abusó sexualmente de ella en reiteradas oportunidades hasta el domingo último, cuando la mujer pudo comunicarse con una amiga y efectivos de la Agencia de Investigación Criminal lograron rescatarla y detener al acusado.

Una prueba fundamental para localizar a la mujer y acusar al hombre fue una foto que la víctima se había sacado con él en el boliche y que luego le envió mediante su celular a una amiga como resguardo por si se iba con él.

«Cualquier cosa estoy con éste», escribió la víctima en un mensaje a su amiga, luego de enviarle la fotografía donde ella posaba con el ahora detenido.

Cuando la mujer no llegó a su casa una hermana comenzó a comunicarse con sus amigas y allí supusieron que podría estar con esa persona.

Tras una denuncia radicada en el Centro de Justicia Penal y se pudo establecer dónde vivía el hombre sospechoso.