Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 26 de noviembre, 2021
Policiales

Ahorcado en una celda. Su madre había llamado a la policía porque ebrio la atacó a ella y al esposo.

Llame a la Policía «Pero no para que lo maten».

Rodrigo Curaqueo, de 19 años, fue encontrado muerto, aparentemente ahorcado, en una comisaría de Caleta Olivia, en Santa Cruz.

Había sido llevado detenido tras generar disturbios en su vivienda.

Su madre denunció que el cuerpo estaba «totalmente golpeado» y dijo que ella misma había llamado a la Policía «pero no para que lo maten».

La mujer aseguró llorando que le dijeron que «se había ahorcado con un buzo pero las marcas son de algo finito».

Conocida la noticia, un grupo de manifestantes atacó con piedras a la comisaría y los uniformados repelieron con balas de goma y gases lacrimógenos.

Los incidentes se recrudecieron cuando informaron que ante la posibilidad de que tuviera coronavirus el cuerpo sería llevado a Puerto Deseado para los correspondientes análisis.

La comisaría terminó con vidrios rotos, focos ígneos provocados por bombas del tipo Molotov y destrozos generados por grupos de manifestantes.

La madre del joven había llamado a la Policía para denunciar que su hijo estaba en estado de ebriedad y la había agredido a ella y a su esposo.

El juez dio intervención a un médico forense «para la realización de la autopsia que establecerá la causa de muerte y las demás medidas probatorias, las cuales se diligenciarán en el transcurso de la jornada».

El magistrado informó que «está trabajando con Prefectura Naval para las diligencias del caso» y pidió que se instruirán los sumarios correspondientes para esclarecer la situación.