Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 24 de junio, 2021
Policiales

Asaltaron a una ambulancia. Al médico y al chofer los obligaron a arrodillarse y les robaron.

Trasladaban a un paciente que sufrió un ACV

Llevaban un paciente en ambulancia y los asaltaron: los arrodillaron para matarlos. Ocurrió en la Variante Juárez Celman, provincia de Córdoba.

El médico y el chofer de la ambulancia llevaban a un paciente con un principio de ACV a una clínica de Córdoba. 

El conductor del vehículo contó que los obligaron a arrodillarse y les apuntaron con armas.

La ambulancia partió desde Deán Funes rumbo a Córdoba con un paciente que había sufrido un principio de ACV y fue estabilizado.

Cuando circulaban por la ruta el chofer sintió un ruido extraño y frenó: “Vi la cubierta pinchada y enseguida llamé a la policía porque sabía que era una zona muy peligrosa”, dijo a ElDoce.tv.

Los «miguelitos» provocaron la pinchadura de la cubierta

Fernando Cruz, conductor de la ambulancia, relató que estaba junto a al médico, mientras el paciente y su hijo permanecían en la parte posterior del vehículo. “Cuando quise ponerme a cambiar la cubierta, escuché un grito y vi a un hombre que se acercó apuntándome con una pistola”.

“Ahí nomás llegó otro y lo encaró a mi compañero. Nos arrastraron a la banquina mientras nos pedían todo lo que teníamos. Nos tiraron al piso, nos obligaron a arrodillarnos y nos apuntaron”, dijo.

El chofer contó que uno de los delincuentes se llevó al médico a un descampado: “Lo tenían arrodillado contra un alambrado con una punta de un arma o un cuchillo en la espalda. El que estaba conmigo me pegó un culatazo y una patada las piernas, y me decía: ‘Dame todo o lo quemo en el campo a tu amigo y no lo ves nunca más’”.

Cruz señaló que los delincuentes se llevaron 15 mil pesos “pero querían más”.

Nos pedían los celulares y estaban obsesionados con abrir la parte trasera donde estaba el paciente y su hijo. No pudieron porque hay un mecanismo que traba las puertas”, contó.

Los ladrones se fueron del lugar.

El hombre que viajaba junto a su hijo en la parte posterior de la ambulancia pudo llegar a la clínica privada de Córdoba Capital. Tras el asalto, la empresa de emergencias envió otro móvil que los asistió y los trasladó hasta el Sanatorio de la Cañada.

Mi papá está bien, medicado, aunque en terapia intensiva”, dijo Sandro Guzmán.