Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 22 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Asesinaron a un bebe de un año y a su padre. 38 disparos efectuados por 4 delincuentes.

La mamá del niño también resultó herida. Estiman un ajuste de cuentas narco.

Un joven y su hijo de un año fueron asesinados a balazos al ser atacados por 4 hombres cuando estaban en su auto estacionado frente a su casa en Rosario.

En el mismo ataque resultó herida su pareja y madre del bebé, quien esta internada en estado reservado.

Otro hijo del matrimonio, de 6 años, resultó ileso.

Los asesinos efectuaron al menos 38 disparos, escaparon de la escena del doble crimen.

Una camioneta Ford Ranger blanca se detuvo en la calle Colombia al 1300 bis, casi esquina Schweitzer, del barrio Larrea, en el noroeste rosarino, y cuatro hombres descendieron armados.

De acuerdo a los testigos, estas personas efectuaron una gran cantidad de disparos contra un automóvil Audi A4 que estaba estacionado sobre la vereda, frente a una vivienda particular, y a bordo del cual había un matrimonio y sus hijos de uno y seis años, que residían en ese lugar.

A raíz de los disparos, Marcos Máximo Caminos (28), su pareja, Micaela B. (27) y el pequeño hijo de ambos resultaron baleados; en tanto el otro hijo de la pareja no sufrió lesiones, pudo bajarse del auto y correr hasta la casa de su abuela, ubicada en las inmediaciones, para alertarla sobre lo ocurrido y ponerse a resguardo.

Caminos murió en el lugar, con 15 impactos de bala en el cuerpo, en tanto la madre y su hijo de un año fueron trasladados de urgencia en un auto particular por sus familiares al Hospital Escuela Eva Perón, de la vecina ciudad de Granadero Baigorria, donde el bebé falleció y la mujer quedó internada.

El Audi atacado presentaba al menos 38 impactos de bala en los laterales de la carrocería y los cristales.

El vehículo presuntamente utilizado por los homicidas fue encontrado poco después, incendiado en las calles Génova y Cullen, del barrio Empalme Graneros, por lo que los peritos también buscaron rastros en él.