Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 27 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Asesinato de Nora Dalmasso. «El temor que tenía es porque iban a buscar a alguien relacionado con nosotros».

Testimonio de uno de los pintores que trabajó en la casa de Nora hasta el día anterior al crimen.

Uno de los pintores que trabajó en la casa de Nora Dalmasso hasta el día anterior a su asesinato declaró en el juicio por el femicidio cometido hace 15 años en Río Cuarto, que sintió «temor» de que lo detuvieran como sospechoso y recordó que poco después del hecho apresaron a su compañero Gastón Zárate, luego bautizado como «El perejil» del caso.

En la audiencia del juicio por jurados que tiene como único acusado al viudo Marcelo Macarrón, consultado al respecto por el fiscal Julio Rivero, el pintor Oscar Aguirre expresó (58) aseguró: «El temor que tenía es porque iban a buscar a alguien relacionado a nosotros.»

«Después el detenido terminó siendo Zárate», continuó el testigo en referencia a Zárate, quien fue apresado en febrero de 2007, casi tres meses después del crimen de Dalmasso, e imputado de los delitos de «violación y homicidio» por los fiscales Javier Di Santo, Fernando Moine y Marcelo Hidalgo, aunque cuatro años después, en marzo de 2011, fue sobreseído.

La detención de Zárate, a partir de ser incriminado por un hombre con cierta incapacidad mental, generó en su momento una fuerte reacción social que se trasladó a las calles de Río Cuarto para pedir por su libertad, reclamo que concluyó con su liberación 12 horas después.

Aguirre manifestó que conocía Nora y a su esposo Macarrón porque realizaba trabajos en su casa, y recordó que la última vez que vio a la víctima fue el viernes 24 de noviembre de 2006, alrededor del mediodía, pocas horas antes de terminar los trabajos.

Luego declaró Walter Ángel Gonzales (57), quien manifestó que en la casa del matrimonio Dalmasso – Macarrón, junto a otros trabajadores, colocaba un piso de madera al momento del crimen.

Este testigo relató que la última vez que estuvo en la casa fue el viernes 24 de noviembre, y que al regresar el lunes próximo para terminar de pulir el piso se encontró «con todos los autos en la puerta» de la vivienda, y que en ese momento se enteró de la muerte de Nora.

El abogado Marcelo Brito, defensor de Macarrón, preguntó a González cuándo fue la última vez que se contactó con el viudo, y el testigo respondió que el miércoles anterior al último viernes que trabajó y que el viudo le comentó que viajaba, aunque no dio detalles si se refería al torneo de golf en Punta del Este.