Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 20 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

Asesinato de Nora Dalmasso. La testigo Rosario Márquez declaró que en la noche previa al crimen circuló el rumor que Nora tenía un supuesto romance con el abogado Rafael Magnasco.

Se refirió a sus dichos en la instrucción de la causa, «Yo fije que era amante de Nora y que lo había escuchado de Silvana Masoero».

Una amiga de Nora Dalmasso, asesinada hace 15 años en Río Cuarto, declaró que en la noche previa al crimen circulaba un rumor acerca de un supuesto romance entre la víctima y el abogado Rafael Magnasco, entonces asesor de la Secretaría de Seguridad provincial.

Rosario Márquez, quien compartió con Dalmasso la última cena que mantuvieron varias amigas la noche del 24 de noviembre de 2006 y que se extendió hasta la madrugada del 25 en su casa.

Durante su testimonio en el juicio que tiene como único imputado al viudo Marcelo Macarrón, el fiscal Julio Rivero le preguntó a la testigo si conocía a Magnasco, a lo que contestó que sí, para luego referirse al supuesto vínculo entre éste y Nora.

La mujer se refirió sobre sus dichos al respecto cuando declaró en la instrucción de la causa: «Yo dije que (Magnasco) era amante de Nora y que lo había escuchado de Silvana Masoero», otra de las amigas que previo al crimen compartió la cena.

Magnasco, el primer imputado que tuvo la causa y quien para ese momento era asesor del entonces secretario de Seguridad Alberto Bertea, declaró la semana pasada en el juicio que él no conocía a Dalmasso y aseguró: «Me tiraron un muerto en la puerta de casa.»

Márquez recordó lo vivido con Nora la última vez que se vieron: «Había una tormenta fuerte. Terminamos de comer y decidimos ir a casa tipo dos de la mañana. Estaba muy cansada y se rompió la reunión. Esa fue la última vez que nos vimos».

Mencionó que conoce a Macarrón porque compartían el mismo grupo social aunque, aclaró, ella no se consideraba parte «del grupo íntimo».

Por su parte, Víctor Hugo Daniele, integrante del grupo de amigos del entorno de Macarrón, también declaró y consideró que el asesinato de Nora fue un «homicidio armado y planificado».

«No creo que haya sido espontaneo», dijo este testigo y añadió que se fue «desviando» la investigación e «instalando personas» como sospechosas.

Daniele fue uno de los participantes de un asado que se realizó la noche del crimen en la casa de Nicolás Curchod y en el que estuvieron presentes el entonces secretario Bertea y su asesor Magnasco, entre otros.